El Museo Alhóndiga de Granaditas en Guanajuato, México, guarda en su interior uno de los monumentos más importantes sobre la independencia. Este museo se encuentra en una gran edificación de finales del siglo XVIII que a partir de la independencia se convirtió en un lugar icónico por ser el escenario de los primeros levantamientos.

El edificio del Museo fue usado originalmente como almacén y granero.

Es por esto que desde 1958 se convirtió en el Museo Regional de la región. Uno de sus monumentos más importantes es una escultura que funciona como pebetero y allí hay una llama que simboliza la libertad conseguida tras la independencia.

Los pebeteros eran usados para quemar aceite e iluminar en las noches.

El fuego es encendido los días 28 de cada mes, en una larga tradición que ha durado 200 años y que constituye la atracción principal del museo.

Sin embargo, esta larga tradición fue abruptamente interrumpida cuando un niño que visitaba el museo apagó la simbólica llama ante la asombrosa mirada de muchos.

No hay ningún registro histórico de que la llama haya sido apagada en el pasado.

Todo sucedió durante un evento que celebraba el aniversario del Museo en el que abrieron sus puertas a los visitantes.

Un vídeo pudo capturar el instante en el que dos niños de aproximadamente 3 y 6 años de edad comienzan a jugar en torno al pebetero y parecen dispuestos a hacer una travesura.

Tanto el padre como la madre de los niños estaban presentes.

El padre procura alejar al más pequeño de sus hijos de la llama, pero después de dar muchas vueltas, el más grande comienza a dar soplidos a la llama que guardaba más de 200 años de tradición.

En sus primeros intentos, el pequeño no logra apagarla, pero no se rinde, se acerca hacia el fuego y sopla hasta que lo logra apagar.

Además del daño al patrimonio los niños estaban expuestos a sufrir fuertes quemaduras.

El video fue compartido en la red y se volvió viral en cuestión de minutos. Mucha gente señala la falta de conciencia de los padres al permitir que sus hijos apagaran algo tan importante para la cultura mexicana. También se ha señalado la falta de un personal de vigilancia que vele por patrimonios tan importantes.

El evento no recibió la atención que se merecía en los medios tradicionales por haber coincidido con las elecciones presidenciales en México.

La FM

Mientras tanto, las autoridades del museo han indicado que la llama no será renovada hasta el 28 del siguiente mes, para continuar con la tradición en la que se celebra la victoria del Ejército Insurgente el 28 de septiembre de 1810.

Todo los meses el fuego es encendido por las autoridades regionales como el Gobernador del Estado.

A pesar de que todo comenzó como una inocente travesura de niños; el fuego pudo comprometer su salud y exponerlos a quemaduras. Esto nos recuerda la importancia de enseñar a los niños a comportarse de manera adecuada en este tipo de lugares.

Te invitamos a compartir el inaudito momento en que el pequeño interrumpe tantos años de tradición.