Para los adolescentes, los dispositivos inteligentes se han convertido en los protagonistas de su vida, la mayoría pasa muchas horas al día interactuando en las redes sociales, publicando contenido y conversando a través de las aplicaciones de mensajería instantánea.

Los teléfonos móviles de alta gama son los más cotizados, además de la funcionalidad son símbolo de estatus, sobre todo el modelo iPhone de la afamada marca Apple, que siempre sorprende con el lanzamiento de sus vanguardistas equipos.

Xiao Chen, es una joven de 17 años, de China, que estaba dispuesta a todo con tal de tener el último iPhone. Así que decidió publicar en el foro de una página de Internet una oferta que ha causado polémica, la joven ofreció subastar su virginidad a cambio de 2.300 dólares que usaría para comprarse el teléfono móvil que tanto anhelaba tener, un iPhone X.

Pero su publicación fue vista por Nana Henying, una blogger de 21 años de Pekin, que contactó a Xiao para hacerle una propuesta.

Ambas se reunieron en una tetería para conversar sobre lo que sería el encuentro de Xiao con un hombre con quien tendría relaciones sexuales a cambio del teléfono móvil. La joven le comentó a Nana que había tenido esa idea gracias a la experiencia de una compañera de su instituto.

Todo estaría preparado para que se concretara su oferta, así que Xiao asistió a un hotel a la hora concertada para la cita.

Xiao entró a la habitación y esperó la llegada del hombre que le mostró al entrar la caja del iPhone X y la abrazó. Ella estaba nerviosa, lo que no se imaginaba era lo que pasaría después.

Salieron del baño dos hombres semidesnudos y la lanzaron en la cama con violencia, fue un momento de pánico y terror para Xiao pensar en el peligro que la amenazaba estando sola e indefensa con tres hombres en una habitación.

Nana había planificado todo, ella era la cómplice del encuentro, y todo se grabó con una cámara oculta.

Ella apareció repentinamente para decirle a Xiao: “¿Estás asustada ahora? No vale la pena esto por un teléfono”.

Ante esto, Xiao permaneció cabizbaja en la cama mientras escuchaba todo lo que Nana tenía que decirle acerca del riesgo que había asumido.

El objetivo de la blogger era registrar este caso para crear consciencia en las jóvenes de China y de otros lugares del mundo que estén dispuestas a poner en riesgo su seguridad, su salud, y su vida solo por tener un teléfono móvil.

Hay que corregir los problemas de autoestima que motivan a muchos adolescentes a frustrarse y deprimirse por no poder adquirir bienes que forman parte de los estereotipos sociales que indican estatus y poder.

Mirror

Seguramente que Xiao aprendió la lección aunque de una manera muy drástica. Muchos usuarios en las redes sociales han expresado sus comentarios al respecto, algunos alegan que todo se trató de una dramatización, pero Nana asegura que los hechos fueron grabados sin el consentimiento de Xiao.

¿Qué te parece? Comparte esta noticia con tus seres queridos.