Lamentablemente a pesar de los esfuerzos por combatirlos todavía se producen actos de racismo perpetrados por personas que no tienen contemplación al agredir o discriminar a otros simplemente porque tienen una condición diferente.

En las redes sociales ha sido expuesta una mujer americana llamada Lesleigh Franklin, de 60 años que dio un salto a la fama por el acto de racismo que cometió. Dicha mujer generó una gran controversia después de protagonizar una escena donde se comportó de manera injusta con una familia hispana residenciada en California, Estados Unidos.

El suceso se llevó a cabo frente la vivienda de Franklin, cuando la familia de origen salvadoreño se encontraba estacionando su auto para después dirigirse a una fiesta y disfrutar de la noche, o eso ellos creían.

Cuando la mujer los escucha hablar español salió hasta donde ellos se encontraban y empezó a gritarles de forma despectiva que retiraran el vehículo de allí. Incluso llegó hasta la puerta del auto para intentar abrirla.

La señora siguió insistiendo de manera agresiva para que se fueran del lugar, pero la familia de forma ingenua seguía sin entender el por qué de sus actitudes. La irrespetuosa mujer llegó hasta amenazar con llamar a la policía, como de igual manera les dijo que era una fiscal de inmigración para así intimidarlos.

“Tengo papeles, soy residente”, expresó uno de los afectados. “No me importa si eres residente. Residente no es lo mismo que ser un ciudadano”, fue la respuesta de Lesleigh.

La escena fue grabada por uno de los miembros de la familia, Jordan Cordova, quien mediante su cuenta de Facebook dio a conocer el indignante momento.

“Nos sentimos atacados y sabemos que estas situaciones le ocurren a personas negras e hispanas por nuestro aspecto. Esta mujer nos atacó a nosotros e incluso cuestionó nuestro estatus en este país”, expresó Jordan.

La mujer en cuestión no ha querido brindar algún comentario al respecto. Después de ciertas investigaciones, se descubrió que la señora nunca ha desempeñado el papel de fiscal inmigrante y que en realidad es una psicóloga clínica, quien actualmente se encuentra de baja por problemas de salud mental.

Quien salió en su defensa fue una compañera de trabajo de Franklin, Marisol Reyna, quien señaló que el vídeo no transmite la verdadera personalidad de su compañera.

“Lesleigh fue diagnosticada con una enfermedad mental que altera sus estados de ánimo, aunque es cierto que eso no es excusa para la actitud de ese día”, comentó Reyna.

Facebook/slayingJay

Las imágenes hasta el momento cuentan con más 500 mil reproducciones, 10 mil compartidos y 5 mil interacciones.

Puedes ver la lamentable situación de discriminación que sufrió esta familia, a continuación:

On Saturday August 4th, my family and I were on our way to a party. So we parked on public parking, in front of the white womans house in this video. This woman began to confront us and began yelling at us without reason. Keep in mind that as soon as I saw her come out of her home, I sincerely asked her why she wanted us to leave. Never did i disrespect her in any way. She wanted us to leave, as we refused she approached our car and tried to open the doors. That's when I began recording because we felt attacked and we know these situations have happened already to black and brown people because of how we look. This woman targeted us AND even questioned our status in this country. I ask people to share and find who this women who claims is immigrants attorney. Quick Note: I am a High School Student and a proud Salvadorean in East Oakland California.

Publicada por Jordan Cordova en Miércoles, 8 de agosto de 2018

Sinceramente, sea cual sea la situación, nadie tiene derecho de discriminar o pisotear a nadie.

Estas actitudes no pueden seguir ocurriendo. Comparte esta nota en tus redes sociales para alzar la voz en contra del racismo.