Los inconvenientes entre jóvenes son cotidianos, algunos hombres a menudo resuelven sus problemas en una sesión callejera de boxeo. Aunque no es lo más civilizado suele funcionarles, de hecho, no es raro de que después de descargar su furia vuelvan se conviertan en amigos. Es importante promover en casa que la violencia jamás es el camino para resolver los problemas.

Pero, no siempre la historia tiene un final feliz, recientemente varios chicos golpearon a otro hasta dejarlo inconsciente solo por defender a su amiga de las burlas.

Ocurrió en Surfers Paradise, Australia cerca de las 3:00 am después de salir de una fiesta y Taliesin Tardrew-O’Meara, de 19 años acompañaba a una amiga.

En el camino se encontraron con un grupo de chicos que quisieron hacer chistes pesados sobre ella y Taliesin, sin dudarlo quiso defenderla. Esto fue suficiente para que los otros chicos desviaran su atención hacia él y comenzaran a agredirlo, el chico que es un talento deportivo no dudó en defenderse respondiendo los golpes, pero se encontraba en clara desventaja.

Mientras respondía al golpe de uno de los chicos, otro llamado Caleb Maraku, de 19 años le golpeó la cara a traición aprovechando que no lo estaba mirando.

El golpe fue tan fuerte que Taliesin inmediatamente perdió el conocimiento, cayendo al piso con un golpe seco en su cabeza. La gravedad de la pelea se hizo evidente cuando sus oídos comenzaron a sangrar, llamaron a una ambulancia que lo llevó a urgencias y donde pronto comenzó a recuperar el conocimiento.

Sin embargo, con algunas secuelas como mareos y problemas de concentración.

Taliesin, debido a su desempeño deportivo ganó una beca en Nebraska, Estados Unidos, pero esto puede representar un grave problema para su futuro deportivo.

El caso fue denunciado y los implicados tuvieron que ir a un tribunal, la madre de Taliesin, Tasha Tardrew recibió un comunicado en el que le explicaban que no había necesidad de que asistieran al juicio. Ella confiada en que la ley haría justicia, no se presentó pero pronto recibió una gran sorpresa.

Caleb Maraku, había sido liberado y no tendría que pagar ninguna multa tampoco.

El juez decidió que solo lo castigarían con 12 meses de libertad condicional y solo debería pagar una pequeña compensación médica. Caleb, salió de la corte sonriente, además, aprovechó que los periodistas se acercaron y le hacían preguntas para tomarse “selfies” con ellos.

Tasha demostró su indignación al enterarse que el video no fue utilizado como evidencia en el juicio por no contar con las instalaciones necesarias.

NorthernStar / DailyTelegraph

Tasha dejó claro que los agresores como Caleb, deberían hacer servicio comunitario y estar junto a personas que no corrieron la misma suerte que su hijo.

De esta manera, pueden ver el daño y el sufrimiento que pueden causar. Taliesin por su parte, tras ver el video se siente realmente afortunado de no haber sufrido daño cerebral y espera que las secuelas desaparezcan pronto y que no afecte su prometedora carrera deportiva.

Comparte esta historia de violencia que como muchas terminan en impunidad porque las pruebas son utilizadas de manera incorrecta.