En una época en la que pareciera que el ser humano se muestra más sensible hacia la naturaleza que le rodea y las especies silvestres, nos damos cuenta que todavía existen seres perversos que no solo que no respetan la flora y la fauna, sino que parece que disfrutaran de la crueldad animal y se regocijan de muertes de animales inocentes. Seres que nos hacen sentir vergüenza del género humano.

Fue el hecho ocurrido recientemente en Aguilar de Campo, un municipio de la provincia de Palencia, España, cuando un retén contraincendios de Castilla y León atropelló a un ejemplar de lobo ibérico en una carretera de la zona. No contentos con tal acción, posaron con él a modo de trofeo. ¡Indignante!

Las imágenes parecieron totalmente intencionadas para una escena de una película, con la diferencia de que en este caso no se trata de alabar el excelente maquillaje, sino que se trata de un cadáver real, el de un lobo ibérico.

El individuo lo agarra por las orejas, mientras sostiene un cigarrillo y sonríe sin ningún tipo de escrúpulo frente a la cámara.

La Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL)  fue quien denunció en un comunicado a través de sus redes sociales el supuesto accidente.

Algunos trabajadores de cuadrillas terrestres (subcontratadas con dinero publico a múltiples empresas) como éstos de un…

Publicado por Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico ASCEL en sábado, 11 de noviembre de 2017

“A tenor de las fotografías, uno de ellos (trabajador público), al menos, parece que se dedicó a posar de aquella manera con el animal, lo cual se ha difundido en múltiples foros”.

Además aseguran no saber las razones del “regocijo” con el que supuestamente este empleado se jactaría de semejante acto vil.

“Las otras reacciones privadas que hayan podido tener o tenido dichos trabajadores, de lamento por posible exceso de velocidad; de queja por la ausencia de una conducción por precaución en zonas de tránsito de fauna silvestre como la montaña cantábrica; de auxilio a un animal que quizá no murió instantáneamente, etc., las desconocemos, afirman, advirtiendo que los hechos que rodean este suceso no han quedado lo suficientemente esclarecidos.

Pero lo que llama profundamente la atención de las autoridades, es que lejos de conocer si hubo más o menos culpabilidad en el atropello, reclaman el accionar al publicar esas fotografías, posando de ese modo con el animal muerto.

“[El empleado] se dedica a posar de esta manera: ¿fue para regocijo privado o público, para recuerdo personal, para hacerse un selfie posando feliz, etc.?”, se pregunta ASCEL en un mensaje publicado en una de sus redes sociales.

El accidente sucedió el pasado 2 de noviembre, cuando los trabajadores se desplazaban hacia su lugar de trabajo. La empresa, que se llama Tragsa, ha emitido un comunicado en el que “lamenta las imágenes personales del operario con el cadáver del lobo”.

Por su parte, El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil ha anunciado la apertura de una investigación para esclarecer los hechos.

La imagen fue difundida en las redes sociales desde un perfil perteneciente a una persona que no guarda ningún vínculo con la empresa. Tragsa lamenta las malas interpretaciones que se hayan podido producir a raíz de esta publicación”, reza el texto de disculpa de la compañía, y además aseguran que el atropello fue accidental.

ASCEL también ha difundido la fotografía del vehículo de marca Toyota, con el cual impactaron al lobo ibérico. Se muestra claramente la defensa delantera destrozada en un arcén de la carretera.

Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico ASCEL

La asociación también ha insistido en que han difundido estas imágenes con el objetivo de que “no vuelvan a ocurrir en la medida de lo posible” accidentes de este tipo.

La protectora del lobo ibérico también difundió la denuncia en Twitter. Y las reacciones en los comentarios inundaron los muros de mensajes condenando este supuesto “regocijo” al posar con el animal fallecido.

Reprobamos definitivamente este tipo de proceder. Esperamos que las hechos lleguen a esclarecerse y las múltiples reacciones de indignación de los internautas en las redes ayuden a concienciar sobre el respeto a la vida de los animales.

¡Denunciar estas imágenes puede ayudar a crear conciencia! Difunde esta noticia entre tus amigos.