Desde el 23 de Junio de este año, el mundo quedó conmovido con el terrible accidente donde 12 niños y su entrenador quedaron atrapados dentro de la cueva de Tham Luang. Muchas personas participaron en la difícil labor de rescatar a los niños, pero uno de ellos perdió la vida mientras intentaba salvarlos.

Los niños tenían edades comprendidas entre los 11 y 16 años.

Los chicos del equipo Los Jabalíes Salvajes, tienen una tradición de dar la bienvenida a los nuevos miembros del equipo al escribir sus nombres en las paredes de la cueva. Sin embargo, ese día todo fue muy diferente, y debido a unas fuertes lluvias los chicos estuvieron atrapados allí hasta dos semanas después.

Se encontraban en verdadero peligro, los expertos aseguran que durante la temporada de lluvias esta cueva puede inundarse hasta 5 metros.

El sistema de cuevas se extiende más de 4 Km desde la entrada y se encuentra a un promedio de más de 800 metros por debajo de la superficie.

Afortunadamente, la Marina de Tailandia se puso en marcha para las labores de rescate junto a muchos voluntarios. Uno de los héroes más importantes durante esta labor fue Saman Kunan, un miembro de las fuerzas de élite de la Armada. El buzo se encontraba trabajando en un proyecto que permitiera hacerles llegar tanques de oxígenos a los pequeños.

El entrenador del equipo enseñaba a los niños a meditar para que se mantuvieran en calma hasta que los rescataran. Transcurrieron nueve días antes de ser hallados.

Apenas supo del accidente de los niños en la cueva, Saman fue uno de los primeros en presentarse para ayudar. Por desgracia, mientras se encontraba trabajando en ese lugar tan peligroso perdió la consciencia por la abrupta disminución del nivel de oxígeno. Uno de los compañeros trató de sacarlo y revivirlo, pero ya era demasiado tarde.

Saman era un atleta experimentado y había representado a su país en varios triatlones

La esposa de Saman compartió con los medios una de las últimas palabras del héroe:

“Saman una vez dijo que no sabemos cuándo vamos a morir. Así que por eso necesitamos atesorar cada día

Cuando todos los niños se encontraban a salvo y estaban recuperando sus fuerzas, se enteraron de la muerte de Saman mientras intentaba buscar una manera de salvarlos. Los niños se vieron muy conmovidos y no pudieron evitar llorar ante la triste noticia

Saman solo tenía 38 años al momento de su muerte.

Sin embargo, poco después decidieron hacerle un homenaje con un hermoso dibujo en donde agradecían todo lo que Saman hizo por ellos:

“Todos lloraron y expresaron su pésame con un dibujo del capitán Saman. Hicieron un minuto de silencio por él. Han prometido que serán buenas personas para honrar el enorme trabajo del teniente

Hoy en día los 12 niños y el entrenador se encuentra a salvo y el héroe Saman Kunan fue despedido por sus familiares y la Marina en grandes ceremonias que conmemoran su sacrificio.

Saman era un buzo de marina en retiro, pero se presentó como voluntario para el rescate.

BBC

“Saman era un hombre alegre que siempre hablaba en serio sobre su trabajo

Thai boys see parents after rescue

The Thai boys who were trapped in a flooded cave see their parents for the first time since their rescue. Wearing hospital masks and gowns, and waving to family members through protective glass, the freed players were finally able to have a reunion, of sorts.

Publicada por FOX31 KDVR.com en Miércoles, 11 de julio de 2018

La labor de todos los rescatistas y el enorme sacrificio del buzo permitió que estos jóvenes pudieran regresar a salvo con su familia y continuar con sus vidas. Esta dura experiencia marcó a toda Tailandia.

Te invitamos a compartir esta noticia para honrar todo el trabajo realizado por Saman Kunan, quien siempre será recordado como un gran héroe.