Hace un buen tiempo que muchas personas suelen emplear el método de atar a su muñeca un hilo rojo, depositando en él toda su confianza con la convicción de que alejará todas las malas influencias.

La proliferación de estas costumbres, hizo que muchas alternativas y “diseños” de hilos rojos se pusieran a la disposición de las personas, pero lo que muchos ignoran es que desde la colocación de esta especie de amuleto, hasta su pérdida, hay toda una tradición para sacarle todo el provecho posible y tener buena suerte.

Hilo Rojo

¿Amor o suerte?

En primer lugar debes saber que hay varias interpretaciones del hilo rojo. Existe una leyenda japonesa que habla del hilo rojo del destino y que explica cómo las personas pueden estar vinculadas sentimentalmente a otras, por un hilo imaginario atado a su dedo meñique, que hará que sus vidas se crucen eventualmente.

De acuerdo a la creencia nipona, un anciano habita en la luna y cada noche, se asoma a la tierra para unir a las personas que están predestinadas a encontrarse y amarse. Para que no se pierdan, las ata con un hilo rojo, que le mostrará a sus corazones qué camino deben seguir para hallar a la persona anhelada.

Pero también la cábala da una interpretación al hilo rojo, que nada tiene que ver con el amor, pero sí con la suerte y las buenas energías. De acuerdo a esta sabiduría antigua, el color rojo tiene el poder de absorber lo negativo, librándote de personas que no atraen beneficios a tu vida y de situaciones desfavorables.

¿En qué momento debes usar el hilo rojo?

Cualquier ocasión es buena. Si decides probar con este sencillo amuleto, debes colocarlo en tu brazo izquierdo y atar el nudo siete veces, pues cada uno de ellos representa tus deseos. No debes colocar el hilo en tu muñeca tú mismo, lo más aconsejable es que sea otra persona la encargada de hacerlo.

Toma en consideración que el hilo rojo tiene el propósito de atraer a tu vida todo lo bueno, por esta razón no puedes delegar la responsabilidad de colocarte el amuleto a una persona que no desee de corazón lo mejor para ti.

Quizá la persona ideal para cumplir con esta misión sea tu madre o padre, alguno de tus hermanos o tu mejor amigo.

Hilo Rojo

Si se rompe, ¿simboliza algo malo?

No necesariamente. Los que aconsejan usar esta protección, aseguran que de romperse, será porque la energía negativa máxima ha sido canalizada en el hilo y que este, por lo tanto, no tolera más y se revienta.

No debes reutilizarlo. Si tu hilo rojo se rompe, deshazte de él lo antes posible y trata de botarlo lo más lejos que puedas de casa o de los lugares que frecuentas. Si crees que necesitas sustituir el hilo perdido por uno nuevo, siéntete libre de reemplazarlo cuando quieras.

¿Algun otro color?

¡Claro! Puedes usar hilos de otros colores, además del rojo. Verás que el amarillo es muy bueno para aumentar tu creatividad y atraer la prosperidad a tu vida; el azul suele ser muy efectivo para los dolores físicos; el negro nos aporta calma; y el verde es perfecto para desviar la envidia de las otras personas y librarnos de pensamientos negativos.

Oh Yeea!

¡Usa el color que consideres conveniente y aleja de tu vida esos pensamientos y energías que te impiden prosperar!

No te vayas sin antes compartir este conocimiento con tus amigos a través de tus redes sociales. Otras personas, al igual que tú, pueden estar a la espera de un poco de ayuda para cambiar la suerte en sus vidas.