“Intentó asfixiarme y cortar mis muñecas, me colgó en una baranda y llamó a mis hijos para que me vean caer del balcón” contó a los medios Andreia da Silva Marques González, mujer del jugador argentino Luis “Lucho” González.

El ex mediocampista de River fue denunciado por su esposa por intento de femicidio en una entrevista publicada en  Record de Portugal, y sacudió al mundo del fútbol. Andreia da Silva Marques González denunció públicamente a su marido, Luis “Lucho” González, de tentativa de homicidio.

“Mi marido, Lucho González, intentó matarme. Discutimos y él intentó matarme. A partir de ahí, vació la casa, sacó todas las joyas y los objetos de valor. Sacó el dinero de las cuentas, bloqueó todas mis tarjetas”, comenzó su relato al medio portugués, después de haber hecho la denuncia correspondiente en la Comisaría de la Mujer.

Andreia hablando con el medio portugués sobre la agresión.

El hecho se produjo el 8 de diciembre pasado, en Curitiba, la ciudad de Brasil en la que ambos vivían, puesto que el ex River y Huracán la pasada temporada defendió los colores de Atlético Paranaense.

“Intentó asfixiarme y cortar mis muñecas, me colgó en una baranda y llamó a mis hijos para que me vieran caer del balcón”, confesó la mujer, quien asegura que González no terminó logrando su cometido debido a que debajo del balcón se encontraban los niños jugando con los perros. “Te voy a matar, te voy a matar, me gritaba”, contó Andreia da Silva Marques.

Según otro medio, Globo Esporte, la Policía Civil confirmó el caso y que se abrió un proceso de investigación. “La víctima ya fue escuchada por la Comisaría de la Mujer, así como los testigos”.

Andreia y Lucho el día que se casaron.

La esposa pasó por exámenes físicos y la comisaría ya tuvo contactos con los representantes del jugador, aseguran en el medio de comunicación que tuvo la entrevista exclusiva con la mujer.

Basada en la Ley Maria da Penha, una ley que Brasil aprobó hace diez años para proteger a las mujeres, a Andreia se le concedió una medida protectora de urgencia. La juez de derecho Karine Pereti de Lima Antunes reconoció que el caso es grave y que Lucho González no se podrá acercar a menos de 500 metros de su esposa. Tampoco puede ver a sus hijos por 90 días.

Hasta este momento no se conocía que la pareja tuviera problemas de violencia doméstica.

Además, el club para el que jugaba, el Atlético Paranaense, no le renovará el contrato al argentino, que tras dos días de haber sido denunciado, también habló con la prensa.

“Juro por mis cuatro hijos que no le toqué un pelo a ella. Puedo ser cualquier cosa, pero si tengo algo que mis padres me enseñaron es no hacerle nunca daño a una mujer” dijo el jugador.

El argentino trató de explicar lo sucedido dando otra versión de los hechos.

La Nación

“En ningún momento la golpee, lo juro”, señaló en la nota que realizó con el medio brasileño Globoesporte. “Ella hizo una película. Yo estoy tranquilo conmigo mismo porque en ningún momento la toqué. Pienso que ella está enferma. En ningún momento la he insultado o le he dicho que la iba a matar. Quiero dejar bien en claro eso”, enfatizó el futbolista.

¿Qué piensas de este caso? ¡Déjanos tu opinión y comparte la nota!