Ser enfermero es una labor admirable, ellos asumen el compromiso de velar por el bienestar de los pacientes en su proceso de recuperación mientras atienden sus necesidades proporcionándoles las condiciones ideales para su mejoría.

La enfermería neonatal se encarga de brindarle los cuidados necesarios a los bebés recién nacidos. Obviamente, este es un trabajo vital y cualquier error o descuido podría desencadenar finales desastrosos.

En Reino Unido, específicamente en el Hospital Countess of Chester, se ha iniciado una investigación contra una enfermera neonatal llamada Lucy Letby. La enfermera de 28 años, es sospechosa de la muerte de al menos 17 bebés.

Debido al extraño fallecimiento de estos bebés bajo el cuidado de la enfermera, los cuerpos policiales arrestaron a Letby y empezaron a examinar su casa en búsqueda de pruebas que la relacionen directamente con las muertes de los neonatos.

Sin embargo, los amigos, familiares y vecinos de Letby afirman que ella es una profesional entregada al servicio, graduada con honores y que la enfermera saldrá libre y sin ningún cargo por su inocencia.

Pero el Liverpool Women’s NHS Foundation Trust, se ha mostrado bastante preocupado ante la situación y ha ofrecido todo el apoyo a las autoridades para encontrar las respuestas de estas lamentables muertes.

“Estamos cooperando con la policía como parte de su investigación, que incluye una revisión de rutina de los pacientes atendidos en nuestra unidad neonatal durante el tiempo de estas intervenciones”, se puede leer el comentario del Liverpool Women’s NHS Fundation Trust.

La controversia salpicaría la vida personal de Lucy Letby. A pesar de que una vez fue imagen para una campaña nacional, la chica es aficionada a la vida nocturna, el alcohol y el pole dance, una imagen que contrarresta la visión que tiene varios de los entrevistados por la policía, en la que dicen que es una chica inteligente y dedicada a su trabajo.

“Lucy estaba haciendo el trabajo que ella soñaba hacer y no parecía nada más dedicada y profesional. No puedes imaginarla lastimando a una mosca y mucho menos a bebés indefensos”, dijo una de sus amigas que prefirió permanecer en el anonimato.

Mientras, se ha publicado que Letby jamás fue suspendida y su reputación es intachable en el Colegio de Enfermeras. Sin embargo, para Paul Hughes, el detective encargado, el arresto de Lucy representa un paso muy grande en la investigación y espera que pronto el rompecabezas del caso logre unirse para determinar su implicación.

Si Letby resulta culpable del asesinato de al menos 8 bebés de los 17 recién nacidos, será la asesina de niños con más víctimas.

Esperamos que se haga justicia por la muerte de tantos pequeños inocentes, y que el culpable esté detrás las rejas para evitar que un crimen tan atroz se vuelva a repetir.

Estaremos atentos a la evolución de este caso mientras las autoridades hacen su trabajo. ¡Compártelo!