El abuso sexual ocurre en diversos entornos, ninguna mujer está exenta de ser víctima de agresiones de esta índole en su trabajo, en la calle, en el gimnasio, y cualquier lugar donde se desenvuelva, por eso es tan importante denunciar el maltrato al detectarlo.

Recientemente, Madeline Anello-Kitzmiller, de 20 años caminaba en topless con una decoración de maquillaje sobre sus senos cuando un hombre la tocó, ella se encontraba con la hermana de su novio quien la acompañó a buscar al agresor y la golpeó.

Su reacción causó polémica en las redes, y ella aseguró que: “Estoy de acuerdo con lo que hice y espero haber inspirado a otras mujeres a sentirse cómodas con su cuerpo”.

Ella se sintió abusada cuando el hombre desconocido tocó sus senos mientras estaban en una fiesta en Nueva Zelanda en el marco de la celebración del festival Rhythm & Vines en Gisborne.

“Me tocó el pecho. Lo golpee. Había mucha ira acumulada tras el acoso que había sufrido durante el día”.

A pesar del incidente, ella comentó que continuó celebrando con sus pechos descubiertos, y resaltó que la mujer debe sentirse libre de caminar como prefiera sin tener que enfrentarse a ningún tipo de consecuencia y menos a una agresión sexual.

“Al final, todos nacimos desnudos, todos nos parecemos en eso. Si uno se ve al espejo y no se desagrada ¿por qué otra persona debería decirte algo diferente? El cuerpo es propio y nadie puede tocarlo sin tu consentimiento, sin importar lo que vistas o la falta de ropa”, comentó Madeleine.

Alegó que su torso desnudo no era la causa del acoso tal como lo afirmaron muchos usuarios en las redes sociales. Ante esto, ella comentó que en algunas oportunidades había sido víctima de acoso estando completamente vestida.

Asimismo, dijo que estaba decepcionada de la ignorancia de la gente refiriéndose a los usuarios que criticaron su comportamiento.

The Sun

Su novio comentó que está orgulloso de la reacción de Madeleine, para muchos ha causado polémica. ¡Comparte esta noticia! De cualquier manera, debemos condenar el abuso.