Madelyn Linsenmeir era una amorosa madre que pasó la mayor de su vida luchando contra lo que su familia describió como una desgarradora enfermedad: la adicción al opio. Tras su muerte, su familia ha publicado un obituario que ha conmovido a todos en las redes ya que hablan sobre la adicción a las drogas de una manera mucho más humana y conmovedora de la que suelen abordar estos temas.

Madelyn tan solo tenía 30 años de edad al momento de su muerte.

Madelyn tenía 16 años de edad cuando probó los opioides por primera vez en su vida. Se encontraba en una fiesta del colegio y desde entonces su vida comenzó a ir en picada.

“Así comenzó una terrible relación con los opioides que la dominaría por el resto de su vida”.

Por suerte, la amorosa familia de Madelyn siempre estuvo a su lado para apoyarla en sus numerosos intentos por mantenerse sobria. Se trataba de algo sumamente difícil para Madelyn y en varias ocasiones debió sufrir constantes recaídas en el mundo de las drogas.

Se estima que las drogas derivadas del opio son las que producen mayor grado de dependencia física en los adictos.

Todo cambió con la llegada de Ayden. Madelyn dio a luz a un hermoso bebé y esto se convirtió en su mayor inspiración para tener una vida sin opioides y en donde su principal trabajo sería cuidar y hacer feliz al pequeño Ayden.

Madelyn siempre fue sumamente amorosa, pero la llegada de su hijo hizo que volviera el brillo a sus ojos.

“Cada tarde, sin importar el clima, ella se ponía una mochila y lo llevaba a dar un paseo. Adoraba abrazarlo y darle mucho amor”.

Por desgracia, la terrible adicción que producen las drogas como los opioides hacen que las personas como Madelyn vivan una terrible lucha toda su vida. Madelyn sufrió una última recaída hace un par de años y el precio que debió pagar fue demasiado caro: perdió la custodia de Ayden.

Actualmente Ayden tan dolo cuenta con cuatro años de edad.

Desde entonces se sumió en una etapa muy oscura de su vida llena del dolor y la vergüenza por haber perdido a su pequeño. Finalmente, Madelyn perdió la vida a causa de una infección por el uso de drogas intravenosas. Las conmovedoras palabras de su familia acompañadas de una hermosa fotografía de Madelyn junto a Ayden han tocado a muchos.

Así es como luce la adicción a los opioides . Tiene pecas y hoyuelos en la mejilla. Tiene 30 años y una voz tan maravillosa que la gente se detiene en la calle para escucharla. Tiene un hijo, dos hermanas, una madre y un padre”.

People

La amorosa familia hace mucho énfasis en la terrible manera en que la mayoría suele juzgar a los adictos cuando realmente se trata de una terrible enfermedad y no de una simple decisión.

“Para algunos Maddie era solo una drogadicta”.

My lazy day in a nutshell!

Publicada por Madelyn Linsenmeir en Martes, 7 de agosto de 2018

La conmovedora historia de Maddie ha provocado que muchas personas compartan, comenten y expliquen desde sus propias experiencias la terrible manera en que las adicciones marcan la vida de alguien.

Te invitamos a compartir esta conmovedora historia para ayudar a crear conciencia sobre la terrible lucha que implican las adicciones.