Es increíble cómo algunas madres carecen del instinto protector y maltraten física o emocionalmente a sus hijos con total indiferencia.

Este video muestra cómo una mujer abandonó a su hija de cinco años en una de las calles de la ciudad de Curitiba en Brasil. Esta madre aceleró su coche ignorando los gritos desesperados de la pequeña que le imploraba que no la dejara sola.

Un testigo grabó el video y lo publicó en las redes sociales donde los comentarios de los usuarios no se hicieron esperar. La grabación registró la angustia de esta niña que no hizo más que gritar y llorar desconsoladamente mientras le suplicaba a su madre que no la abandonara.

Las desgarradoras imágenes muestran cuando la menor se aferra a las puertas del coche y en un intento por detener a su madre pasa por delante del vehículo. Esta niña en medio de su angustia buscó de alguna manera impedir que su madre desapareciera.

A pesar del evidente sufrimiento de la niña esta mujer se mostró indolente y sin medir el peligro al que estaba exponiendo a su hija puso en marcha el automóvil. Mientras se alejaba rápidamente la niña corrió desesperadamente detrás del coche.

¡Cuánto temor había dentro de esa pequeña que sólo lloraba sin parar!

Una segunda filmación proveniente de una cámara de seguridad grabó cuando la madre finalmente decidió detener el auto gracias a un transeúnte al que la niña le pidió ayuda.

Facebook

Ante este cruel comportamiento la indolente mujer manifestó que ella presuntamente no percibió cuando la niña salió del coche debido a los fuertes gritos y al ruido del auto.

En ese momento solo quería que mi hija dejara de llorar. Fue por eso fue que aceleré y solo la vi cuando me pasó por delante”.

Sin embargo, las autoridades difieren de la declaración de la madre tras el análisis de las imágenes, quienes aseguran que se trató de un hecho intencional por parte de esta mujer.

La Policía Civil de Paraná está investigando el caso y declaró que esta madre deberá responder por el crimen de abandono y malos tratos hacia su pequeña y vulnerable hija de cinco años.

Según información local la madre podría perder la custodia de la niña. Este incidente al que la madre no le dio importancia representó para la pequeña una terrible experiencia que, indudablemente la afectó emocionalmente.

Esperamos que no tenga consecuencias futuras en su proceso de socialización, así como que no afecte sus horas de descanso con ataques de miedo y pesadillas.

Definitivamente esta mujer debe sembrar más amor en su corazón para que no tenga cabida la ira o la rabia que la hagan actuar con impulsividad sin medir el daño que le puede hacer a su propia hija.

No dejes de compartir este video, es un claro ejemplo de lo que “NO” se debe hacer para educar a ningún niño.