Este caso ha estremecido al mundo, lamentablemente no todas las madres saben asumir el compromiso que representa tener un bebé para amarlo, cuidarlo y velar por su salud y bienestar en todo momento, sobre todo mientras dependan de la atención de un adulto.

Una mujer de 53 años en Japón fue detenida al oeste del país, exactamente en Neyagawa después de que las autoridades policiales comprobaran que tenía ocultos en su apartamento a cuatro bebés recién nacidos dentro de cubos que tenían cemento en su interior.

De acuerdo a la información de medios de comunicación locales, la mujer fue arrestada el pasado 20 de noviembre y aseguró ante las autoridades que vivió durante dos décadas junto a los cuerpos sin vida de sus hijos.

Ella confesó en la comisaría que entre 1992 y 1997 tuvo a cuatro bebés que decidió ocultar en cubos con cemento que mantuvo guardados en un armario de su apartamento.

Los estudios forenses comprobaron que los cuerpos de los recién nacidos yacían sin vida en el interior de los cubos, la mujer dio a luz en su domicilio y ocultó el nacimiento de los pequeños.

La acusada alegó que realizó tal crimen por su “precaria situación económica”. Dijo: “No pensé que pudiera costear su educación. No tenía a nadie con quién hablar”.

Se desconocen los detalles que motivaron a la mujer a ocultar a sus hijos, la mujer comentó que no cree que el padre de los niños, su pareja de aquel entonces, conozca lo que hizo.

Mientras tanto, las autoridades policiales retirarán el cemento de los cubos para comprobar si los pequeños estaban con vida cuando fueron introducidos en los cubos o si habían fallecido al momento del parto.

Daily Mail / Asahi

Los delitos por abandono de menores en Japón, prescriben a los tres años, la mujer fue arrestada por sospechosa del delito de trasladar los cuerpos de los bebés desde la vivienda donde los parió hasta su domicilio actual. Están investigando el caso para recaudar las pruebas del homicidio.

Esperamos que se haga justicia, aunque nada podrá recuperar la vida de estos cuatro angelitos que ni siquiera tuvieron el derecho de abrir los ojos al mundo en un ambiente de paz y amor.

Comparte esta devastadora noticia en tus redes, es importante denunciar cualquier signo de maltrato que veamos a nuestro alrededor.