Jeanna Leslie, de 49 años, fue encontrada sin vida el pasado 14 de febrero en su domicilio. Ella se había mudado a Denver en noviembre de 2017 para mantenerse más cerca de sus hijos menores, sus vecinos la describían como una mujer amable y solidaria.

Antes de mudarse había trabajado como profesora de inglés en una escuela secundaria de Texas.

Dejó a cuatro hijos, que recibieron devastados la trágica noticia de su muerte, cuando hallaron su cuerpo tenía seis días de haber fallecido a manos de Terry Dunford, un hombre de 40 años que fue acusado de asesinato en primer grado.

Terry Dunford era un hombre sin hogar que ella intentaba ayudar, la mató a puñaladas y dejó el cuerpo en el baño de su casa, había sangre por todas partes.

Las autoridades policiales incautaron al momento del hallazgo varios cuchillos llenos de sangre junto a la billetera de Dunford que tenía en su interior sus documentos de identificación.

El acusado es un veterano de la Marina de Estados Unidos que fue diagnosticado con trastorno de bipolaridad y abuso de sustancias. Él solía trabajar como consejero certificado de adicción, control de ira y violencia doméstica en un programa cristiano en Hawái.

Los agentes de la policía estaban consternados por el olor a descomposición que expedía la casa de la víctima, los vecinos advirtieron sobre el hedor que había en la zona.

Jeanna Leslie vivía en un apartamento en el centro de Denver, durante la noche del martes 13 de febrero después de que su ex esposo informara que había desaparecido comenzó un operativo de búsqueda. Ella debió recoger a sus hijos para un juego de baloncesto y no pudieron localizarla.

Tras el hallazgo del cuerpo, comprobaron que había sido apuñalada varias veces, y encontraron varias pruebas en la escena del crimen que vincularon a Terry Dunford. Parecía como si alguien hubiera intentado limpiar las manchas de sangre.

Las cámaras de seguridad captaron cómo la víctima y el sospechoso entraron y salieron de una licorería juntos el pasado 07 de febrero. Hallaron dos envases vacíos de cerveza Corona y Guinness en el desván, y en unos pantalones de camuflaje masculinos encontraron la factura de una tienda de licores con fecha del 07 de febrero, el último día que Jeanna fue vista con vida y se comunicó con su familia.

Los investigadores no han podido determinar la hora exacta de la muerte de Jeanna.

De acuerdo con las declaraciones de su hija mayor, su madre podría haberse encontrado con Terry Dunford fuera de su edificio o en algún lugar cercano y se apiadó de él.

Comentó que Terry quería mudarse al apartamento de su madre junto a un amigo y cuando ella se negó entonces él comenzó a enviarle mensajes amenazantes.

“Era una persona muy abierta. Ella se hacía amiga de todos y era muy solidaria”, comentó su hija.

Daily Mail

Lamentablemente la solidaridad de esta mujer tuvo un desenlace fatal marcado por la violencia desmedida de un hombre, es compromiso de todos condenar crímenes como este. Comparte esta noticia.