Después de que María del Carmen García, la moradora de Benejúzar que mató al violador de su hija quemándolo vivo con gasolina, consiguió el tercer grado, su abogado Joaquín Galant, no ha dejado de luchar por el indulto. Puedes recordar la noticia aquí

Su abogado no ha cesado en el intento por conseguir que esa media victoria conseguida se convierta en el privilegio de la libertad plena.

Por su parte, María del Carmen, aunque ya puede disfrutar relativamente de los suyos, cuenta los días para que el indulto sea un hecho. Puedes recordar aquí cómo fueron sus primeros días, tras conseguir el tercer grado.

Y una nueva luz ha aparecido en la vida de María del Carmen. Podría obtener la libertad condicional en unas semanas, antes de las fiestas navideñas, lo que definitivamente aumenta su cuota de esperanza hacia el paso a la libertad plena.

La madre de la joven ultrajada cumple la condena en régimen de tercer grado en la cárcel de Fontcalent.

Su abogado ha declarado que “Mari Carmen saldrá de la prisión este viernes sobre las 8 de la mañana y no regresará el lunes hasta las 21 horas”.

“La próxima semana le colocarán una pulsera telemática con el fin de mantenerla vigilada y, si no hay novedades, ya le privarán de control y obtendrá la libertad condicional. A partir de ahí, solo debería ir a la cárcel para firmar dos veces al mes”, dijo Galant.

Este hecho viene a alumbrar el fin de la vida bajo las rejas de Mari Carmen, cuyo encierro se produjo a raíz del incidente en que su hija Verónica de 15 años fue violada y atacada con una arma punzante por Antonio Cosme, apodado como “El Pincelito”, en octubre del año 1998.

El presunto violador, según lo relata García, se encontró con ella cuando disfrutaba de un permiso fuera de la cárcel, y “Tuvo la osadía de preguntar cómo estaba mi hija”.

La madre en ese momento, tras una situación inmanejable por lo extrema de la situación, que después los jueces la denominaron como “trastorno mental”, fuera de sus cabales cometió el acto extremo de comprar gasolina para luego quemar al perpetrador de la violación de su hija, el mismo que días después fallecía.

Producto del crimen, la mujer cumplió una condena inicial de nueve años y medio, que después fue reducida.

Pero tras su buen comportamiento en prisión, la baja probabilidad de que reincidiera y el apoyo familiar y social con el que cuenta, la magistrada accedió a los innumerables recursos aplicados por Galant, concediéndole el privilegio del tercer grado penitenciario, el pasado 20 de noviembre. Esto le obligaba a solo pasar las noches en prisión y los fines de semana, en su domicilio.

Por su parte, Galant sigue en los esfuerzos por lograr la concesión del indulto definitivo, después de haber presentado 3 solicitudes al respecto, dos de las cuales fueron denegadas y la tercera se encuentra en proceso de resolución.

Son muchas las personas, la mayoría mujeres, y organizaciones civiles, que han manifestado evidentes muestras de apoyo para lograr la libertad plena de Mari Carmen.

EFE

En medio de la semi libertad de la que ya goza Mari Carmen, esta es una noticia que alivia en gran parte su situación y es un gran paso que le acerca hacia la libertad definitiva. Esperamos que el indulto total sea un hecho y nos alegramos de que puedan disfrutar en familia las próximas fiestas. Se lo merece ella. Se lo merece su familia.

¡Comparte esta alentadora noticia con todos tus amigos!