Esta es la historia de una valiente mujer, quien llena de ilusiones con la venida de su quinto hijo al mundo, decidió guardar el misterio para conocer su sexo el día de su parto… Pero lo que no sabía era que la sorpresa que este angelito le tenía guardada superaría todas sus expectativas.

Cuando Amber Rojas se embarazó de su quinto hijo, junto a su marido y a sus 4 hermosos hijos, esperaban con ansias el día de poder conocer a su pequeño o pequeña. De común acuerdo habían decidido no saber el sexo del bebé.

Al parecer, todo transcurría con normalidad, pero su sexto sentido de madre le decía que algo en este bebé sería diferente.

Aunque ya tenía 34 años y presentía que su embarazo podría no resultar tan sencillo, decidió hacerse tan sólo sonogramas para controlar que el bebé estuviera fuera de peligro. Había planfiicado además que su parto fuera en medio del agua, con el apoyo de su marido al lado y sus 4 hijos, que morían por ver ya a su nuevo hermanito o hermanita.

Pero no fue hasta que dio a luz, cuando Amber tras sostener al bebé en brazos, que se percató que venía con Síndrome de Down. Sin embargo, su reacción no fue de frustración, ni de sorpresa, como era normal que sucediera; ella simplemente supo darle el doble de amor y caricias que su cromosoma extra merecía.

“Solo supe que era mi dulce bebé el que estaba en mis brazos y tenía muchas emociones”, dijo Amber.

La pareja había contactado con las fotógrafas Natasha Hance, Amanda Gipson y Jamie Cain, quienes se especializan en capturar los mejores momentos de partos, y publicaron el video del momento del nacimiento en su página Birth Unscripted (Nacimiento sin guión).

El video recoge el momento del pasado 26 de septiembre, cuando Amber recibe a su pequeña Amadeus en sus brazos.  ¡Es verdaderamente emocionante!

“¡Creo que una película de nacimiento es lo que todos necesitan para animarlos en este caótico día lluvioso! Te presento a Amadeus … Este era el bebé número 5. Ella tenía una sorpresa aún mayor con un diagnóstico inesperado de Síndrome de Down, pero eso ni siquiera importaba porque estaban completamente enamorados de ella y de todos sus cromosomas. Sus hermanos mayores ayudaron a alentar a su madre colgando letreros especiales que la hacían estar alrededor de la sala de nacimiento y ¡no podían ESPERAR para ver si estaban teniendo un hermano o una hermana!”, escribieron en Birth Unscripted.

Birth of Amadeus…

I think a birth film is just what everyone needs to cheer them up on this yucky rainy day!Meet, Amadeus… This was baby number 5, their tie breaker, surprise gender AND 2nd VBAC. She had an even bigger surprise in store with a surprise down syndrome diagnosis but that didn't even matter because they were completely in love with her and all her chromosomes. Her big siblings helped encourage their mama by hanging special signs they made her all around the birth room and they could not WAIT to see if they were getting a brother or sister!

Publicada por Birth Unscripted en Miércoles, 21 de febrero de 2018

Por su parte, las fotógrafas no dejaron de comentar los momentos tan emotivos que vivieron al ver una madre totalmente hecha cargo de la situación a la que se afrontaba, pero llena de optimismo y agradecida con esa pequeña vida que Dios le regalaba.

“El amor de una madre nunca dejará de sorprenderme. Después del nacimiento. Esta mamá solo ve a su hermosa bebé que fue creada perfectamente para ella. Su nombre significa “amor a Dios” y creemos que encaja perfectamente con ella”.

Y los orgullosos padres abrieron también su propia cuenta de Instagram para compartir con el mundo la alegría y la dura prueba a la que se han enfrentado, pero de la que han salido fortalecidos.

“Esa soy yo en la toalla poco después de que nací el 26 de septiembre de 2017. No solo quedaron sorprendidos al descubrir que yo era un hermosa niña, sino también al descubrir que estaba meciendo ese cromosoma extra. ¿No puedes verlos a todos enamorándose de mí al instante?”, publicó la madre.

Facebook / BirthUnscripted / Instagram

Posteriormente, la pequeña tuvo que ser sometida a una operación por su deficiencia cardíaca, pero se recuperó satisfactoriamente, y 10 meses después, luce así de feliz:

Finalmente Amber ha dicho que es difícil que todos acepten a su hijo como es, pero para ella, Amadeus es como el resto de sus pequeños: “cada uno tiene necesidades especiales de alguna forma, pero todos necesitan amor y aceptación”.

Aquí sólo se puede ver amor. Amadeus es muy afortunda de tener una madre como Amber.

¡Un testimonio de amor como pocos en nuestros días!

No dejes de compartir estas maravillosas imágenes con tus amigos. El amor de una madre no entiende de diferencias.