Una madre soltera de Livingston que espera mellizos y es madre de 7 niños, asegura que vive una situación alarmante tras haber aceptado una vivienda social, que la define como el “infierno” debido a sus angustiantes necesidades.

Alana Burns, de 38 años, dará a luz a mellizos en marzo y vive con sus hijos Alisha, de 2 años; Steven, de 4; Cayden, de 7; Leigh, de 15 y Caitlin, de 16.

Sus hijos mayores Stewart, de 20 años, y Bryan, de 19, también viven en el apartamento, que está encima de un pub en West Lothian.

La mujer ha hecho una queja pública pidiendo ser realojada de su departamento “infernal” de cuatro habitaciones que, según ella, no es suficiente para alojar a tantos niños.

Alana y sus 7 hijos viven hacinados en 3 habitaciones de la casa, ya que una de ellas es completamente inhabitable.

“Mi relación con algunos de mis hijos está rompiéndose, no podemos seguir viviendo así”, dijo la angustiada madre.

El Consejo de Vivienda y Economía, el ente encargado de velar por dotar de viviendas sociales a las familias que no tienen ninguna otra opción a unas mínimas condiciones de vida, saben de la situación de Alana, pero han pasado semanas y no le han dado ninguna solución.

Anteriormente, estaban viviendo de alquiler en una propiedad privada hasta que el dueño decidió venderla sin darle previo aviso. Por lo que pasaron un tiempo en hoteles antes de que el Consejo de West Lothian les diera esta opción de vivienda en Bathgate el pasado mes de septiembre.

“Solo quiero salir de este infierno. Prefiero vivir en otro lugar, siempre y cuando no esté aquí. Ha sido muy difícil… Me siento triste todas las noches y, a veces, sientes ganas de rendirte. Pero sólo tengo que seguir adelante por el bien de los niños”, confesó Alana.

Apenas se pasaron a vivir se quejó de que no tenía televisor, sus hijos no podían salir a jugar por estar al pie de una carretera, los suelos son desiguales, hay fugas por toda la casa, tienen vecinos ruidosos que soportar y no  puede recibir correo.

Además, tiene que pagar cerca de 40 euros por electricidad y que sospecha que un vecino aprovechado está consumiendo energía de su suministro.

“Todos tenemos que levantarnos a las 6:30 am y un taxi los recoge a las 7:30 am para llevarlos a la escuela en Livingston”, agregó.

“Mis niños viven hacinados sin poder salir y sin televisor”, se quejó la mujer.

Un portavoz del Consejo de West Lothian, por su parte, dijo que es difícil encontrar un alojamiento adecuado para las familias numerosas dado las pocas viviendad diponibles de esas características.

Y es por eso que lograron darle esa vivienda temporal, pero al parecer nada parece satisfacer a la mujer.

Además, dijo que los daños actuales que tiene la vivienda serán reparados, que todas las fallas anteriores notificadas fueron arregladas y que la fuga de la que habla apenas fue notificada el pasado 12 de noviembre.

The Sun

Después de que sus constantes quejas se hicieron virales, no se ha librado de las críticas de las redes, quienes no pueden entender cómo “se ha llenado de hijos”, y encima en una situación así vuelve a quedar embarazada. Algunos entienden que su situación es difícil, pero la han alentado encarecidamente a que sea más responsable.

Comparte las polémicas quejas de esta mujer y déjanos saber qué opinas. ¿Crees que el Consejo debería darle la vivienda que solicita?