El atroz caso del maltrato por unas maestras de un jardín de infantes a niños entre 3 y 5 años, sucedido en 2013, contrajo la presión de decenas de padres de familia para exigir que se haga justicia.

Después de 5 años en que se dieron a conocer los aterradores audios que revelaban los insultos y crueles tratos a los pequeños, finalmente se abre una luz al final del túnel tras haberse declarado la condena de las 5 maltratadoras argentinas a 12 años de prisión.

Yanina Gogonza, Noelia Gallardo, Mariana Buchniv, Gisela Diap y Noemí Núñez, son las maestras del Jardín de Infantes “Tribilín”.

Dos de ellas, docentes y 3 auxliares, fueron encontradas culpables de haber gritado, insultado y golpeado a más de 40 pequeños.

Tras haber gozado todo este tiempo de la libertad que jamás merecieron, este jueves fueron condenadas y enviadas a prisión.

Aunque el veredicto final estaba previsto en ser comunicado más adelante, tras escuhar todos los alegatos, el Tribunal procedió a adelantarlo. Y a pesar de que los cargos recién serán conocidos el próximo mes, su detención fue ordenada de inmediato.

Se enfrentarían a los cargos de abandono agravado y amenazas coactivas

Los desgarradores abusos se dieron a conocer después de que un padre, que ya sospechaba de las agresiones, decidiera enviar una grabadora oculta en la ropa de su hija.

Algunos padres han tenido la dolorosa cruz de enfrentarse en el juicio a escuchar nuevamente el llanto desolador de sus pequeños, mientras eran maltratados, obligados a comer, y eran martirizados por las supuestas maestras de niños.

“Deja de gritar, ¡cállate!. Y cuidado con que vayas a decir cualquier huevada a tu casa. ¿Escuchaste?… Ponte a guardar, enfermo mental”, se oye en un momento de la grabación.

“Odio cuando te haces el tarado. Eres el último en terminar de comer todos los p…s días. ¿Querés mirarme la cajeta? Te la muestro. ¡Ponte a comer!”.

Pasados los años, el abogado defensor de diez niños ha dicho que varios de ellos presentan serias secuelas psicológicas, que ha influido drásticamente en su desarrollo intelectual, y en la conciliación del sueño, y el apetito, entre otras cosas.

“Ese era el jardín donde me ahogaban”, había declarado uno de los niños, ahora a los 8 años.

Muchos padres se refieren a los audios del horror, a la prueba fehaciente que aunque les ha recordado ese pasado tan doloroso, finalmente ha servido para que aunque sea 5 años después inicie el juicio oral que ha terminado en la condena de las responsables.

Los audios revelan 4 horas y media de maltratos. En ellos, la maestra que más habla es Yanina Gogonza, quien pronuncia los insultos más aterrradores.

“¡Me tienen harta! ¡Come! Bien que vomites”, le grita a una niña que no para de llorar. “Dime por qué vomitaste. ¿Por qué vomitaste, pendeja de m….? Por tu bien que hayas tragado, mongólica… Trágate lo que te puse en la boca, ya me cansaste!”

Yanina Gogonza

En una de las primeras audiencias, una madre se impactó tanto al oir los llantos, que perdió el conocimiento.

“Fue duro. Escucharlo a mi hijo llorar, escucharlo cómo lo insultan y lo agreden”, se lamentó entre lágrimas.

TN

Y nos preguntamos ¿para qué se meten personajes así a una profesión que implica sobre todo pasión y amor por lo que haces? ¡Es indignante! Nadie puede devolverles a esos pequeños esos primeros mimos a los que tenían derecho. Pero por lo menos, estas desalmadas pagarán por su crueldad.

Comparte para advertir a tantos padres, y que es preciso denunciar SIEMPRE.