Es alarmante que se registren tantos casos de violencia de género donde la vida de muchas mujeres se apaga a manos de las brutales agresiones que reciben de parte de alguien que no conoce el respeto a su integridad.

El caso de Magdalena Aguilar Romero, de 28 años, madre de dos niños, ha causado conmoción en las redes.

Ella fue asesinada por César Gómez Arciniega, su ex esposo, quien la descuartizó y ocultó los restos que había cocido en una olla en una bolsa plástica en el refrigerador de su local.

La última vez que Magdalena llamó a su madre fue el pasado 13 de enero, 9 días después las autoridades policiales hicieron el estremecedor hallazgo de su cadáver cocido y desmembrado.

ADVERTENCIA: LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SENSIBILIDADES

Las extremidades de Magdalena estaban en la olla sobre una parrilla, su pelvis en una bolsa de plástico en el suelo mientras que el resto del cuerpo estaba en el interior del refrigerador de un local comercial en Taxco, Guerrero, en México.

La pesadilla comenzó cuando Magdalena salió de su casa en el Barrio de los Jales, iba al centro médico en el que se desempeñaba como nutricionista.

Por la tarde estableció contacto con su madre, María de los Ángeles Romero Mazón, y le dijo que más tarde se encontrarían en la iglesia después de que buscara a sus dos hijos en casa de su ex esposo.

Pero ella jamás volvió, Magdalena estaba desaparecido y la madre de César declaró confirmando que ella estuvo ese día en casa de su ex pareja, pero se retiró sin los dos niños.

Así que emprendieron un operativo de búsqueda para dar con su paradero después de que sus familiares y amigos solicitaran apoyo ante el Ministerio Público para que registraran el domicilio de la ex pareja de la mujer fallecida.

Finalmente, los investigadores hallaron el cadáver y lo trasladaron al Servicio Médico Forense (Semefo) en el municipio de Iguala, al norte de Guerrero.
De acuerdo con la información suministrada por Roberto Álvarez, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero el principal sospechoso es César Gómez, quien se encuentra prófugo.

Infobae

La Fiscalía General del Estado abrió un expediente de investigación para dar con el paradero del asesino que podría ser condenado al menos a 40 años de cárcel.
Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, el delito de feminicidio aumentó un 72% en dos años. En 2017 se registraron 667 casos.

Las provincias en las que se producen más delitos de violencia de género son Sinaloa, en la que se registraron 82 casos; Veracruz, con 79; Oaxaca con 58 y el Estado de México con 57.

Los ciudadanos claman porque se haga justicia y termine la impunidad para los atroces crímenes que terminan con la vida de muchas mujeres como Magdalena.
Comparte esta estremecedora noticia y condena la violencia.