Hay muchas personas capaces de atentar contra la vida de animales indefensos, actúan motivados por los trastornos que padecen, y con total crueldad agreden a esos seres vulnerables que merecen atención y respeto. Todavía queda mucho por hacer para crear conciencia y evitar que los animales sean víctimas de maltrato.

Este es el devastador testimonio de Marie-Louise Davidsson, una mujer que encontró a su gato llamado Alabama agonizando de dolor después de que un ser desalmado haya despellejado su cola.

Cuando lo vio no pudo hacer más que gritar de terror, de inmediato lo trasladó al veterinario para ofrecerle la atención médica que necesitaba.

Lamentablemente no había ninguna solución para aliviar el sufrimiento de Alabama, había sufrido lesiones muy graves. Ante el pronóstico y el intenso dolor que padecía el felino, los médicos le recomendaron a Marie que fuera sacrificado ese mismo día.

Para ella fue una decisión muy difícil de tomar, pero sabía que no había otro camino y quería que terminara el dolor para su amado gato, así que con mucha tristeza se despidió para siempre de él.

“Esto es de locos, yo no puedo describirlo con palabras”, dijo Marie Louise a los medios de comunicación.

Ella comparte su hogar con tres gatos y dos perros en Drottningholm, una localidad ubicada en las afueras de Estocolmo, la capital de Suecia, Alabama salía a la calle tal como los demás gatos y volvía a casa cada día.

Pero el pasado viernes, cuando Alabama regresó tenía la cola completamente despellejada, Marie no tiene la certeza sobre lo que ocurrió, pero todo apunta a que una persona lo agredió.

“Parecía como si alguien hubiera hecho un corte y hubiera despellejado al gato”, comentó Marie.

Al consultar el hecho con un amigo suyo que tiene amplios conocimientos en caza, este reforzó la hipótesis de que una persona haya sido la autora del maltrato que sufrió Alabama.

Ahora Marie está muy preocupara por lo que pueda ocurrirle a sus otros gatos o perros que suelen salir a pasear por las calles de su barrio.

Después del suceso que acabó con la vida de su gato ella acudió a la policía para denunciar el hecho. Se niega a cerrar la trampilla por donde salen sus gatos de casa porque asegura que no es justo que pierdan su libertad.

Cuando sus gatos regresan a casa ella va de inmediato a verlos para asegurarse de que se encuentran bien.

stories.newsner

Muchos usuarios en las redes se han mostrado indignados por el acto de maltrato del que Alabama fue víctima y piden que se haga justicia. Comparte esta noticia.