Sin duda, muchos de nosotros solemos caer en la tentación de consumir comida rápida, ya que es una oferta atractiva para gastar poco dinero y comer de manera práctica y sin perder tiempo. Pero a veces esa idea puede salirnos muy cara, sobre todo en establecimientos donde no sabes realmente quién ha preparado tu comida o ha manipulado todos aquellos componentes que conforman tu plato.

Clientes de la cadena de comida rápida, McDonald’s, en los estados de Iowa e Illinois, Estados Unidos, han sido contaminados con una bacteria intestinal. Los casos fueron vinculados con la ingesta de un tipo de ensalada que vende la cadena de comida rápida. La compañía dijo que 3.000 de sus establecimientos estarían retirando la opción del menú.

Docenas de clientes cayeron bajo intoxicación después de contraer un parásito del tercer mundo, contenido en la lechuga que forma parte del menú de ensaladas que oferta la empresa de comida rápida a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Oficiales de salud se encuentran muy preocupados y piden que se tomen acciones legales.

La doctora Patricia Quinlisk, quien es la Directora de Salud Pública del Estado de Iowa, dijo que cualquier persona que crea encontrarse bajo los síntomas de una enfermedad intestinal después de consumir alimentos en McDonald’s, debería someterse a exámenes médicos.

“Cualquiera que haya probado estas ensaladas a la mitad de junio y después desarrolló alguna clase de diarrea, con particularidad muy acuosa y fatiga, debería ver a su médico de confianza”, explicó Quinlisk. Además agregó que la empresa estaba cooperando por completo con los departamentos de salud de ambos estados perjudicados.

La multimillonaria franquicia decidió retirar la opción de ensaladas del menú y desechar los alimentos contaminados de los más de 3 mil establecimientos afectados, en aras de evitar que más ciudadanos estadounidenses se contaminaran con la bacteria. Hasta ahora hay más de 100 casos de clientes que enfermaron por el parásito.

La empresa además publicó un comunicado donde pidió sus más sinceras disculpas por el inconveniente, y rectificaron su “compromiso con altos estándares de salud y control de calidad”. Al igual, afirmaron que estaban “cooperando con todos los niveles del estado y el gobierno, en especial con el departamento de salud de los estados afectados mientras se sigue la investigación”.

Esperamos que la cadena se haga responsable de lo sucedido y que  tengan mucho más cuidado y precaución con la higiene de los alimentos que ingiere sus clientes.

Pixabay

Coméntanos ¿qué piensas de lo sucedido? Comparte esta noticia con tus amigos para que tengan precaución con este tipo de franquicias.