La ira y la impotencia son malas compañías y más cuando se unen al dolor por la pérdida de una mascota.

Eso fue lo que sintió el dueño de este perro cuando agredió a un hombre sospechoso de asesinar a varios amigos peludos con dardos venenosos causándole la muerte.

Según información local, este hombre indignado ante la agresión de este presunto asesino de animales decidió acorralarlo con su coche golpeándolo contra una pared de ladrillos mientras intentaba escapar en su scooter.

Tras la agresión fatal a varios perros bajo el mismo modus operandi se despertó la alerta en la zona, especialmente de quienes tenían mascotas.

El impactante incidente ocurrió en la ciudad china de Yangzhou, en la provincia de Jiangsu y fue grabado por una cámara de seguridad cuyas imágenes fueron publicadas en las redes sociales.

Estas imágenes muestran cuando un hombre en su scooter huye tras dispararle a un perro con una pistola de dardos. Sin embargo, el dueño del animal herido al escuchar los gemidos de dolor de su mascota corrió a socorrerlo, pero lo encontró paralizado en el suelo.

También se aprecia cuando el dueño del perro se sube a su coche persigue al sospechoso y lo acorrala atravesando la pared de ladrillos de una tienda.

El dardo venenoso utilizado para matar a este perro fue recuperado, sin embargo, se sospechaba que había matado a seis perros antes de asesinar a este. La policía de la ciudad de Yangzhou dijo que el hombre murió en la escena.

Lamentablemente el impacto del golpe que el dueño de la mascota asesinada le propició al presunto asesino tuvo consecuencias fatales y fue arrestado por homicidio donde espera el juicio.  

Según los informes, la familia del propietario del animal muerto afirmó que nunca tuvo la intención de embestir al sospecho con su vehículo, simplemente quería detenerlo y llevarlo a las autoridades. Pero se confundió con los pedales mientras conducía y le propició un fuerte golpe.

Sin embargo, un familiar del sospechoso fallecido dijo que a pesar de los errores no se debía tomar las justicia por las propias manos.

Durante el mes de diciembre, ocho pandilleros fueron arrestados tras una venta ilegal en China de 200.000 dardos envenenados que terriblemente podrían ser disparados a los perros. Los vendedores cazaban a los perros en la calle para luego vender su carne en restaurantes. ¡Qué crueldad tan grande!

Los dardos contenían una dosis del suxametonio, un relajante muscular lo suficientemente potente como para matar instantáneamente a los perros. Esta carne podría ocasionar daños a las personas que la consumieron. Era carne de perro envenenada.

La policía allanó inesperadamente un depósito muy cercano a la guarida de la pandilla en la provincia oriental de Anhui, y hallaron una tonelada de perros que habían sido asesinados con disparos de dardos.

El hombre fallecido fue acusado de matar media docena de perros usando estos dardos con sustancias venenosas.

Se espera que la justicia estudie bien los argumentos de las partes involucradas y sean considerados en la decisión final.

Está claro que no se justifica la muerte de ningún ser, pero también es evidente que hubo un maltrato animal fatal. Comparte con tus amigos esta triste historia y déjanos saber tu opinión.