Gestos como los protagonizados por el pequeño Mauco Abeiro, de 9 años de edad, son los que nos devuelven la esperanza y nos hacen creer que no todo está perdido.

Mauco es un niño argentino que un día se encontró con un perrito abandonado en las calles, en la zona de Guaymallén, Mendoza, en Argentina.

Muchos podrían pasar de largo, considerando que es un perro más, pero a Mauco le dio un vuelco el corazón al ver al peludito desprotegido, sin que nadie se compadeciera por él.

Así que lo llevó a casa, pero se encontró con que el perrito necesitaba mucho más que sus cuidados, y su madre, no tenía dinero para pagar un veterinario.

Pero el enorme corazón del pequeño le impedía no hacer lo que fuera para salvar a Rocco, como lo llamó al perrito, aunque eso supusiera desprenderse de lo que más amaba.

Después de bañarlo, alimentarlo y cuidarlo, le pidió a su madre su cuenta de Facebook para publicar algo que la conmovió, pero no la soprendió mucho porque al parecer, su hijo es de esas almas de las que sólo te puedes esperar cosas grandes.

Y decidió poner a la venta su patinete, su regalo de Navidad.

“Lo hizo sin que yo le dijera nada. Él es de ayudar a los perros y pajaritos de la calle que necesitan cuidados. Pero esta vez la situación económica no da para gastos inesperados. Por eso, él solo se ofreció a vender su patinete. Él es de hacer esas cosas, hace poco regaló la Play a unos hermanitos que no tenían”.

Sin pensar el efecto que tendría, rápidamente el mensaje de Mauco corrió como la pólvora en las redes:

“Hola soy Mauco hijo de Laura. Ella me prestó su Facebook porque yo no tengo. Miren este perrito lo encontré en la calle, está enfermo y tiene una pata quebrada. Le damos de comer y lo bañamos. Pero necesita remedios. Vendo mi patinete para llevarlo al veterinario. Si alguien está interesado por el patinete, dejen su número acá que mi mamá les llamará. Gracias. Mauco”, escribió el pequeño.

Inmediatamente, organizaciones protectoras de animales, veterinarios y miles de usuarios en las redes se conmovieron con la generosidad heroica de Mauco y pronto de dispusieron a ayudar a Rocco.

Laura se mostró totalmente sorprendida por la respuesta de la gente, y dijo sentirse muy orgullosa del gran corazón de su hijo.

“Una señora, Ruperta, de Perros Mendocinos, ofreció una cuenta bancaria que tienen con la veterinaria ‘Pulgosos’, de San José, para que lleven a Rocco y lo atiendan allí con todos los gastos pagados”, declaró Laura.

“La repercusión ha sido impresionante, me llenaron de mensajes, más de 200 personas han compartido la petición de Mauco  Es la primera vez que pedimos ayuda porque esta vez no tenemos cómo asumir los gastos. Por suerte, la acción de Mauco despertó la solidaridad de las personas”, dijo la madre.

Rocco se recupera de maravilla

Pero lo más hermoso de esta historia es que finalmente, gracias a la solidaridad de la gente despertada por el gesto del pequeño, Mauco no tuvo que renunciar a su patinete. Una gran lección de que quien es generoso, la vida se encarga de devolverle el doble.

Facebook

Sin embargo, este pequeño sólo tenía una ilusión: salvar a Rocco, aunque supusiera desprenderse de lo que más quería.

¡Cuánto nos queda por aprender! Comparte esta grandiosa historia con todos tus amigos.