Tras un profundo suspiro, el apodado “Monstruo de Michigan, Larry Nassar, finalmente se ha declarado culpable de abusar de 7 niñas, siendo el médico del equipo olímpico de gimnasia de Estados Unidos y de la Universidad de Michigan.

Entre ellas, Gaby Douglas, oro olímpico de los Juegos de Río de Janeiro, la última víctima de una lista de más de 130 mujeres, incluidas menores de edad gimnastas, que lo han denunciado por agresión sexual, hecho al que se han atrevido una vez que se ha destapado el escándalo. Entre las menores, tres de ellas tenían menos de 13 años.

Los últimos 15 meses transcurridos la corte se ha llenado de las denuncias del más de centenar de mujeres afectadas, que han declarado públicamente sobre los abusos cometidos por Nassar. También se cuenta entre las campeonas olímpicas afectadas a McKayla Maroney y Aly Raisman.

“Soy culpable”, reconoció Nassar en el juicio, admitiendo que entre 1998 y 2015 había penetrado sexualmente a las niñas con los dedos sin guantes mientras simulaba reconocimientos médicos.

Este hecho se suma al hallazgo de pornografía propiedad del agresor, de lo que fue acusado el verano pasado.

A pesar de las impresionantes declaraciones de arrepentimiento del agresor de 54 años, la jueza fue implacable:

“Rezo el rosario todos los días para lograr que las víctimas me perdonen. No deseo el mal a nadie. Solo quiero la curación espiritual. Ya es hora”.

Ninguna de las menores que lo acusaron declaró en el juicio. Sin embargo, la jueza Rosemarie Aquilina, por su parte, declaró unas sentidas palabras al agresor:

“Usted se aprovechó de su situación de confianza frente a las niñas de la manera más vil, abusando de ellas. A algunas de las víctimas les costará años curarse, mientras usted pasa su vida detrás de las rejas pensando en lo que hizo robándoles su infancia. Usted ha estudiado para curar y lo que hizo fue dañarlas”.

Las agresiones se producían bajo el pretexto de tratar médicamente a las menores en su casa.

Raisman, capitana del equipo olímpico campeón en Londres y Río, manifestó su indignación en su cuenta de Twitter al escuchar que lo llamaran “médico” durante el juicio.

“La Corte se ha referido a Larry como DOCTOR Nassar. ESTOY DISGUSTADA. Estoy muy decepcionada. Él no se merece eso. Es asqueroso. Larry es un MONSTRUO, no un doctor”.

McKayla Maroney, campeona olímpica en Londres 2012, también lo había denunciado, asegurando que había sido su víctima desde los 13 años. Lo hizo impulsada por la campaña #Metoo que lanzaron miles de mujeres en las redes sociales, producto de los abusos sexuales del productor de Hollywood Harvey Weinstein.

La última víctima en sumarse a las denuncias ha sido Gabby Douglas. Quien publicó en su perfil de Instagram que “antes no se había atrevido a compartir sus experiencias porque durante años fue manipulada para callarlo, y confesó que algunas fueron excesivamente dolorosas”.

Nassar, que tiene juicios pendientes por delitos similares, trabajó para la Federación de Gimnasia estadounidense, la más poderosa del mundo, durante 29 años. Ahora, el “Monstruo de Michigan” enfrenta una condena mínima de 25 años de prisión, aunque la juez podría ir más lejos y elevarle la pena hasta los 40 años. Y la sentencia se conocerá el próximo 12 de enero.

Sin embargo, muchos son los interrogantes en torno al papel de la Federación de Gimnasia de Estados Unidos en los cientos de abusos. Y se cuestionan qué tuvieron que haber hecho para lograr silenciar a tantas mujeres. Algunas investigaciones han arrojado datos alarmantes de los casos que no se han denunciado, y que se han silenciado.

Daily Mail / Reuters

Afortunadamente, la justicia ha actuado correctamente en favor de las víctimas y este MONSTRUO pagará por su delito.

Comparte esta noticia y anima a todos tus conocidos a denunciar todos los casos de abuso sexual. ¡No podemos callar!