Michelle Pearson, es una madre de 35 años que despertó de un coma inducido tras sufrir severas quemaduras después de perder trágicamente a cuatro hijos en un incendio intencional en su casa en Walkden, Greater Manchester, en diciembre del año pasado.

Esta terrible tragedia acabó con la vida de Demi Pearson de 15 años, Brandon de 8 años, Lacie de 7 años y Lia de 3 años, todos hijos de Michelle.

Los servicios de emergencia fueron alertados del incendio poco después de las 5 de la mañana del 11 de diciembre, según revelaron distintas fuentes que informaron sobre este lamentable suceso.

A pesar de los esfuerzos que hicieron los bomberos no pudieron rescatar con vida a los hermanos Demi, Brandon y Lacie. La más pequeña, Lia, fue trasladada al hospital, pero murió unos días después.

El hermano mayor, Kyle Pearson, de 16 años y un amigo lograron salir con vida de la propiedad durante el incendio.

Tres horas antes a que se produjera el incendio llamaron a la puerta e insultaron a la familia, por lo que Michelle llamó a la policía para advertir la extraña situación.

Después del devastador incendio la policía detuvo a Zak Bolland, de 23 años, Courtney Brierley, de 20 años y David Worrall, de 25 años, quienes se declararon inocentes en el tribunal, pero fueron acusados ​​del asesinato de los cuatro niños. 

La policía de Greater Manchester confirmó la triste noticia. En varias oportunidades le comentaron a Michelle lo sucedido, pero esta madre no pudo entender ni digerir la información sino después de cuatro meses de la muerte de sus hijos.

El jefe de Det Insp Lewis Hughes, oficial superior de investigación confirmó que Michelle estaba progresando satisfactoriamente en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Ahora puede comunicarse. También puede comer y beber. Esto realmente es una buena noticia”.

También añadió que ella ha mostrado indicios de que ha recuperado la conciencia en los últimos meses, pero permanecerá en el hospital por un tiempo más.

Ella sigue fuertemente sedada, pero está lúcida y ha hablado con otros miembros de la familia”.

Los detalles sobre sus heridas no fueron revelados, solo se informó que había sufrido quemaduras graves.

Durante la permanecía de Michelle en estado crítico en el hospital, el abuelo de los niños Mike Pearson, su tía Claire Pearson y su tío Chris Pearson rindieron un emotivo homenaje a los cuatro niños que perdieron la vida.

Todos expresaron que Demi era una joven hermosa y con muchos amigos. Ella haría cualquier cosa por ayudar a alguien, nada era un problema grave para ella.

Ha PASADO por momentos difíciles en su vida, pero era fuerte y nada podía detenerla. Ella era como otra madre para los demás jóvenes”.

También expresaron que Brandon iba a ser el próximo Stephen Hawking.

Era tan inteligente y que cuando hablabas con él parecía que estuvieras hablando con un anciano. Usaba palabras que muchas veces eran desconocidas para nosotros”.

Brandon y Lacie eran como gemelos, siempre estaban juntos.

Siempre había música en la casa y Lacie nunca dejaba de bailar. Sus maestros nos contaron que ella pedía permiso para ir al baño y bailar fuera del salón de clases”.

La más pequeña de los hermanos realmente enamoraba a todos los mayores.

La pequeña Lia amaba a Peppa Pig y apodó a todos como Mummy Pig, Demi Pig, Brandon Pig y Lacie Pig. Ella incluso se llamó Lia Pig”.

Esto ha sido una verdadera tragedia. El dolor que siente una madre por la muerte de sus hijos no puede ser descrito con palabra alguna.

Deseamos que Michelle siga contando con el apoyo necesario para encontrar un sentido a la vida sin sus cuatro hijos y se aferre al mayor de ellos que tanto la necesita.

Facebook

Comparte la historia de estos cuatro ángeles que alzaron su vuelo de una manera inesperada.