A veces el destino nos sorprende con adversidades que parecen imposibles de superar, eso fue lo que le pasó a esta familia que disfrutaba de un almuerzo en un restaurante de Debenhams cuando una tragedia inundó de dolor sus corazones.

Hazel y Lily, hermanas gemelas, nacieron con un minuto de diferencia, enseguida fueron sometidas a un procedimiento quirúrgico de emergencia porque presentaron una extraña condición en la fístula traqueoesofágica, el esófago no estaba correctamente conectado a su estómago.

El embarazo se desarrolló con normalidad, pero cuando nacieron las pequeñas se percataron de su condición. Para que las pequeñas se recuperaran, la familia estuvo viviendo durante dos meses en la Casa de Ronald McDonald en Manchester, después de la operación, cualquier cosa que ingirieran las niñas debía ser procesada.

Solamente 30 pares de gemelos en todo el mundo padecían esta condición, las pequeñas solo podían comer alimentos líquidos. La señora McKimm, madre de las niñas, y su esposo Aydn dijeron que agradecían cada momento que habían pasado juntos como familia.

Durante ese almuerzo, el pasado 12 de septiembre, Hazel se ahogó, y los socorristas coincidían en la necesidad de recuperar su respiración, y lucharon hasta lograrlo pero lamentablemente la pequeña falleció horas después en el hospital.

Fueron minutos de angustia y terror, la niña dejó de respirar y murió a causa de un paro cardíaco. En la imagen Hazel está a la derecha y Lily a la izquierda.

Ha sido muy duro para ellos enfrentarse a esta pérdida tan dolorosa, recientemente visitaron un zoológico en Blackpool, y disfrutaron mucho, a las niñas les encantó ver a los monos.

“Fue tan maravilloso tener a dos, una de las cosas más difíciles es pensar que ahora tendremos a solo una”, comentó la madre de las gemelas.

Ese día fueron a comprarles a las niñas su primer par de zapatos, después fueron a almorzar en Portland Walk, mientras comían, la madre de las niñas se dio cuenta de que Hazel estaba en aprietos así que gritó: “¿Podría alguien ayudarme, por favor?”

Muchas personas empezaron a correr desesperadas por ayudar, una pareja atendió a la pequeña brindándole primeros auxilios.

“Una empleada del restaurante me abrazó mientras trataban de ayudar a Hazel, logró respirar de nuevo. No sé cuánto tiempo fue. Estoy segura de que fue muy rápido, pero parecía eterno. Nos llevamos a Hazel al hospital, eran las 13:30, los médicos trabajaron sin descanso durante dos horas tratando de intubarla y estabilizarla. A las 3:30 pm los médicos nos dieron que sufrió un paro cardíaco y no había nada más que pudieran hacer”.

La madre de las gemelas dijo que ellas se adoraban, se repite mil veces qué pudo haber hecho, reconoce que el personal del hospital hizo todo lo posible por ayudarla.

Daily Mail

El pasado 21 de septiembre le dieron el último adiós a la pequeña Hazel en la Iglesia Santa María la Virgen en Walney, la familia ha decidido recaudar dinero para organizaciones benéficas como un homenaje a su hija. “Nada va a traerla de vuelta, pero todas las pequeñas cosas de solidaridad que podamos hacer nos hacen sentir mejor, estamos ayudando a otras familias con la misma situación”.

Es una historia desgarradora, esta preciosa familia con unión y amor está luchando para salir adelante y su pequeña los acompañará como un ángel guardián. Comparte con tus seres queridos y recuerda disfrutar y valorar cada minuto su presencia.