Muchos son los crímenes de odio que se cometen contra la mujer alrededor del mundo y en países como la India la incidencia de estos actos es alarmante; además, desafortunadamente la justicia no beneficia a la víctima, generalmente los casos de maltrato quedan impunes. Pero este caso, nos recuerda que en medio del dolor siempre puede haber una esperanza.

La protagonista de esta historia es Pramodini Roul, que después de una trágica situación encontró el amor de manera inesperada. Pramodini era una bella joven de 15 años que fue atacada con ácido en su rostro después de rechazar la propuesta de matrimonio de un chico; el hombre frustrado ante el rechazo se vengó rociándole ácido para desfigurarla.

Después de la violenta agresión, ingresaron a Pramodini en la sala de urgencias del hospital; la chica sufrió quemaduras graves y también perdió el sentido de la vista en uno de sus ojos. 

Las largas estadías en el hospital se volvían habitual en la vida de Pramodini, quien solo contaba con la ayuda de su madre para el tratamiento y la recuperación de las secuelas del ataque de ácido.

Día a día tenían que limpiar las vendas alrededor de diez años para empezar a notar la mejoría en el rostro de Pramodini; durante esos diez años, Pramodini tuvo que internarse reiteradas veces en el hospital por períodos largos y en ese lugar fue donde encontró una de las mejores curas: el amor.

Saroj Kumar Sahoo estuvo presente en la vida de Pramodini desde sus primeros días en terapia intensiva, el hombre se enamoró perdidamente de ella y llegó a renunciar al trabajo que tenía para cuidar de ella todo el día y estar ahí para apoyarla en lo que necesitaba.

Desde los primeros días, Saroj Kumar Sahoo estuvo en el proceso curativo de Pramodini, pero no fue hasta enero del año pasado, después de 10 años conociéndose, que él le confesó la atracción y el amor que sentía desde el momento en que la conoció en la sala de urgencias del hospital. Después de la declaración, le propuso matrimonio y ahora están felizmente comprometidos.

Saroj se ha convertido en parte de mí, sin él no hubiese visto el lado bueno del mundo, es lo mejor que tengo en mi vida”, cuenta la enamorada Pramodini describiendo a su futuro esposo.

Daily Mail / thebetterindia

Por su lado, Saroj cuenta que es un fiel admirador de Pramodini por su fortaleza durante su tratamiento y la valentía con la que está enfrentando la vida.

Por trágica que parezca la situación siempre habrá una salida y una buena compañía que te ayude en el camino. El amor siempre gana.

¡Le deseamos lo mejor a ambos y sigan enamorados como el primer día!