Hay mujeres que se caracterizan por perseguir sus sueños hasta el final, luchan por llegar a sus metas, venciendo todos los obstáculos que se puedan presentar en el camino. Pero en ese afán por llegar lejos, unas arriesgan más que otras.. y unas pocas arriesgan demasiado, hasta incluso perder el don más preciado, ¡su DIGNIDAD!

Es el escandaloso hecho que ha llenado las páginas de los diarios y las redes sociales en los últimos días. Una modelo de 19 años afirma haber vendido su virginidad por más de 2 millones de euros a un empresario de Abu Dhabi, a través de un sitio web de “damas de compañía”.

Giselle, residente en los Estados Unidos, dice que decidió vender su virginidad a través del famoso sitio web con sede en Alemania, Cinderella Escorts, la agencia internacional de acompañantes más famosa en el mundo, catalogada por “ofrecer modelos 100% vírgenes, que venden su virginidad”.

La página web cuelga en su home todas las “buenas referencias” de los medios, reconociéndola como la mejor agencia de “acompañantes” del mundo. Su abanico de ofertas va desde estrellas porno, hasta modelos internacionales exclusivas que cobran hasta 100.000 dólares la noche.

En el video que fue colgado en la página web, Giselle afirma vender su virginidad para cumplir un sueño: pagar sus estudios y viajar.

El mensaje reza así:

“Hola, mi nombre es Giselle, tengo 19 años, vivo en los Estados Unidos, soy modelo a tiempo parcial y estudiante a tiempo parcial. Quiero vender mi virginidad en Cinderella Scorts porque quiero poder pagar mi escuela e ir de viaje en el futuro”.

“Creo que debería poder hacer lo que quiero con mi cuerpo porque es mi elección y me siento cómoda con mi decisión. Quiero que surjan más oportunidades para mí al hacer esto y con suerte vendrán cosas buenas en el futuro”.

Tras este mensaje, su virginidad fue vendida. La agencia afirma que el mejor postor fue un empresario de Abu Dhabi, con una oferta de 2,5 millones de euros, mientras que se dice que un actor de Hollywood hizo la segunda oferta más alta de 2,4 millones de euros.

Giselle dice que usará el dinero para pagar las tasas universitarias, comprar una casa nueva e ir de viaje por el mundo.

La modelo dijo:

“Estoy feliz de haber decidido vender mi virginidad a través de Cinderella Escorts. Nunca hubiera soñado que la oferta subiría tan alto y habríamos alcanzado 2,5 millones de euros. Este es un sueño hecho realidad “.

Giselle dijo que estaba “conmocionada” por la indignación en contra de las mujeres que venden su virginidad, describiéndola como una “forma de emancipación”.

Así aparece la ficha de Giselle en la página web:

¡SUBASTA VENDIDA!
Oferta final: 2.500.000 euros.
Comprador: Hombre de negocios de Abu Dhabi. Segunda oferta más alta: Hollywood-Actor de Los Angeles 2.4 Millones. Tercera oferta más alta: político de Rusia 1.8 millones.
¿Se le debería permitir a una mujer decidir por sí misma qué hacer con su cuerpo? ¿Si pudieras retroceder el tiempo, pasarías tu primera vez con el mismo tipo otra vez, o preferirías obtener 2.5 millones de euros en su lugar? Comenta en Twitter bajo el hashtag # cinderellaescorts # itsyourbody (es tu cuerpo) # itsyourchoice (es tu elección)

Cinderella Escorts / Youtube

Una mujer que consiguió sus metas a costa de lo que para algunas puede ser lo más preciado: su dignidad. Un hecho que ha desatado muchas críticas, pero que para una buena parte de la sociedad puede ser visto como un derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Otros piensan que esa no es ni de lejos la única manera que tenía para conseguir sus sueños.

¿Tú qué opinas sobre la decisión de Giselle al vender su virginidad? Comparte tu opinión con tus amigos.