La icónica edición de trajes de baño denominada Sports Illustrated Swimsuit Issue se publica anualmente por la revista American Sports Illustrated , que es una revista semanal dedicada al deporte. La Swimsuit Edition es su edición de trajes de baño, y ha sido publicada anualmente desde 1964. Hoy en día es un evento esperado por los hombres norteamericanos, que genera su propio programa de televisión, videos y calendario.

Es normal que la fotografía de la portada muestre a modelos de moda, en su totalidad, mujeres, con trajes de baño en lugares exóticos.

Tal fue el caso de esta modelo, que ya llevaba 3 apariciones en la portada de la famosa revista. Y aunque, al parecer ya tenía un gran conocimiento de la experiencia, algo se escapó a su control esta vez, que le hizo pasar un gran susto a ella y a todo el personal técnico.

La mujer se encontraba posando en “topless” en un paradísiaco montaje junto a las olas que golpeaban las rocas, dando un particular encanto a la escena playera.

La rubia despampanante estaba en topless para la sensual fotografía cuando notó que una ola se acercaba

Y cuando precisamente todo estaba a punto para capturar el espectacular momento, una ola fuerte ola con la que nadie contaba, la hizo perder el equilibrio, paralizando su respiración.

No se sabe qué es lo que más miedo le causaba, si caer de bruces sobre las rocas, si tener que dejar de tapar su pecho y ser vista por la decena de personas que tenía delante, o que su rubia cabellera se echara a perder producto de la ola que se avecinaba. Pero lo que es cierto, es que finalmente perdió el equilibrio.

Se pudo ver a la modelo de 25 años cayendo aterradoramente sobre una roca cuando una enorme ola la golpeó durante el rodaje

Las imágenes del aparatoso momento fueron publicadas en un video en la cuenta de Instagram de Sports Illustrated Swimsuit

Revelaron el preciso momento cuando la joven fue golpeada por una fuerte ola, mientras posaba en su sesión fotográfica en Aruba.

Afortunadamente, aunque perdió el equilibrio, no cayó directamente sobre las rocas, y el daño fue mínimo, pero nadie la libró de la aparatosa y vergonzosa caída.

Luego ella mencionó que al ver la ola acercarse, pensó que no era tan grande como realmente fue. Por eso no le dio la importancia que merecía. Sin embargo, justamente debió golpear contra otra roca y ya cuando llegó el momento de capturar la fotografía, llegó con toda su fuerza.

La única prenda que llevaba la modelo era la parte baja del bikini, que consistía en una falda llena de plumas en tonos dorados, lo suficientemente pesadas como para que al estar mojadas, venzan con su peso a la persona que los usa…peor aún si además viene una ola con todo su poder.

Ella pudo agarrar la mano de uno de los ayudantes que vino en su auxilio

Pero el impulso del agua fue tan fuerte, que el hombre perdió el control

Último intento: Trató de aguantar, pero ya era demasiado tarde y sus pies se resbalaron por la roca.

Ella inmediatamente cubre su pecho y una mujer se acerca a ayudarla cuando ya estaba tendida sobre el agua.

Instagram / Sports Illustrated Swimsuit

En el momento parecía un auténtico caos, pero la joven lo tomó con relativa calma. La modelo, como si nada hubiera pasado, minutos después sonreía, sin dejar que le afectara el inesperado momento.

Su imagen ya había adornado las portadas de la revista en su edición de los años 2012, 2013 y 2017.

Afortunadamente, fue una caída con suerte, pero la vergüenza del momento no se lo quita nadie. Aunque, seguramente en el futuro, tendrá más precaución o quizás escojan otro entorno un poco más amigable, para conseguir fotografías espectaculares sin tener mucho que arriesgar.

Comparte el impactante momento con tus amigos.