Sam Ballard es un joven australiano, jugador de rugby que desde los 19 años quedó tetrapléjico después de tragarse una babosa de jardín para ganar un reto propuesto por sus amigos en una fiesta.

Lo que parecía una broma tonta terminó cambiando su vida por completo cuando fue afectado por una grave enfermedad.

El joven estuvo casi diez años sufriendo las consecuencias de haber quedado tetrapléjico, fue infectado por un gusano pulmonar de rata después de haber ingerido la babosa.

Días después de haber ganado el reto en la fiesta Sam comenzó a sentir dolor en sus piernas, al principio pensaron que era afectado por esclerosis múltiple igual que su padre, pero las pruebas médicas comprobaron que tenía un gusano pulmonar de rata.

En Australia este parásito es una causa de meningitis, puede ser trasladado por roedores, caracoles, babosas, y producir una grave infección en el cerebro conocida como meningo-encefalitis-eosinofílica.

Sam estuvo en coma por más de 420 días y quedó tetrapléjico, pasó de ser jugador de la liga de rugby a recibir intensas sesiones de rehabilitación física para recuperar la movilidad.

Años después logró volver a mover algunas partes de su cuerpo, aunque su estado fue empeorando por complicaciones médicas. Lisa Wilkinson, una presentadora comunicó la noticia de que Sam había fallecido.

“El pasado viernes, Sam falleció rodeado de su familia y leales y amorosos amigos”, escribió.

Las últimas palabras que dijo antes de morir las dedicó a su madre para decirle que la amaba.

Katie Ballard, madre de Sam, relató que la vida para su hijo había sido muy difícil, no podía comer por sí mismo y dependía de otra persona incluso para ir al baño. Galvin, uno de los mejores amigos de Sam, le pidió perdón por no haberlo detenido cuando se estaba comiendo la baba de jardín en medio de un “divertido” reto.

Cuando Sam escuchó eso rompió en llanto, nunca pensaron que esa decisión tendría un final tan trágico para él. 

Tras una intensa lucha perdió la vida por haberse comido un animal que ingirió heces de rata y tenía el letal parásito, la experiencia de Sam puede alertar a otras personas sobre el peligro que hay detrás de ciertos desafíos.

Daily Mail

El mundo se ha conmovido con la noticia de la muerte del joven y miles de personas se han sumado para enviarle un mensaje de solidaridad a sus seres queridos en un momento tan difícil.

Sam's Battle

In this special report Lisa Wilkinson talks to Sam Ballard's amazing friends and family.

Publicada por The Project en Domingo, 1 de abril de 2018

A pesar de su condición y de los dolores que sentía, Sam no perdió la sonrisa ni la esperanza, eso es una gran lección para todos. Comparte su historia.