Bogdan, de cuatro años, perdió la vida después de levantarse y caminar dormido hacia la casa de unos vecinos bajo temperaturas extremas, para ese momento de 20 grados bajo cero.

El terrible incidente ocurrió en la ciudad de Krasnoyarsk, en Rusia, el menor vestía un pijama delgado que no logró protegerlo del extremo frío.

Su madre María, de 27 años, despertó a las 6 de la mañana y cuando fue a su habitación no lo encontró, finalmente abrió la puerta de la casa y encontró las huellas de su pequeño que guiaron el camino hasta el sitio donde yacía su cuerpo sin vida.

No había nada que pudieran hacer para salvar al pequeño que había fallecido por la hipotermia que sufrió cuando salió a caminar bajo las heladas temperaturas sin ningún tipo de abrigo.

El niño había salido solo y sin el consentimiento de su madre caminando hacia la dirección de la casa de un vecino, ya había ocurrido lo mismo en una oportunidad, pero durante la época de verano cuando las temperaturas eran cálidas.

Lamentablemente esta vez el desenlace para el niño que caminó descalzo y sin gorro de invierno fue fatal. Las autoridades policiales se dirigieron al lugar e iniciaron una investigación sobre la trágica muerte de Bogdan.

El pequeño vivía en la aldea de Yaga en el distrito Uzhursky de la región de Krasnoyarsk, los vecinos están consternados con la noticia que ha estremecido a la comunidad.

Siberian Times

Es realmente triste que haya perdido la vida de esta forma, algunos aseguran que como ya tenía antecedentes de caminar sonámbulo debieron reforzar las medidas de seguridad de la vivienda para evitar que el menor pudiera salir durante la noche.

Se desconocen los detalles del incidente, esperamos que su familia reciba en consuelo necesario en un momento tan difícil.

¡Vuela alto angelito! Comparte esta devastadora noticia y que sirva como advertencia para otros padres.