Una mujer de Lexington, Carolina del Sur, se enfrenta a cargos de homicidio y abuso infantil después de que la policía encontrara en su auto el cadáver de un recién nacido escondido dentro de una bolsa de plástico. ¡Es escalofriante!

La empleada de gimnasio a tiempo parcial, Brennan Hailey Geller, de 21 años, ha sido acusada del más cruel homicidio tras haber ocultado su embarazo y haber dado a luz por sí sola en su automóvil para después dejar al recién nacido dentro en una bolsa de basura.

La mujer metió al bebé en una bolsa de basura tras dar a luz y lo dejó en su vehículo estacionado en su domicilio, hasta que un día más tarde la policía encontró el cuerpo del recién nacido.

Ninguno de sus amigos en Lexington, ni sus familiares parecían estar al tanto del embarazo, ya que muchos expresaron su sorpresa en línea:

“Y pensar que era amigo de ella … Ni siquiera sabía que estaba embarazada”, dijo uno.

“Ni siquiera sabía que ella era así o incluso estaba embarazada. Jesús, no puedo creer esto. Estoy en shock”, dijo otro.

“La conozco desde la escuela primaria y nunca pensé que en un millón de años ella haría esto, me siento tan mal por el bebé y el papá. Me pregunto si él siquiera sabe …”

El parto sucedió el pasado viernes por la noche, pero no fue sino hasta el día siguiente cuando buscó atención médica, y los médicos se preocuparon de inmediato cuando llegó a la sala de emergencias.

Geller no había relatado nada a los médicos sobre el bebé y las autoridades solo supieron la verdad de los hechos cuando los agentes encontraron el cuerpo en su automóvil, según relató el alguacil del Condado de Lexington, Jay Koon.

Ahora se enfrenta a más de 20 años de prisión después tras ser acusada de homicidio por abuso infantil.

La joven fue arrestada después de que fue tratada en un hospital de Lexington, por haber perdido grandes cantidades de sangre.

El informe no dice cómo murió el bebé, pero se presume que el recién nacido luchó por sobrevivir mientras estuvo metido en la bolsa durante la noche.

Geller, que no tiene antecedentes penales, está a la espera de una audiencia de libertad bajo fianza en el centro de detención del Condado de Lexington después de su arresto el lunes por la tarde.

Daily Mail

Carolina del Sur tiene leyes de “refugio seguro” que permiten a las madres abandonar legalmente bebés en estaciones de bomberos, iglesias y hospitales. Y sin embargo, esta desalmada escogió la vía más despiadada para deshacerse de la única criatura que no tiene la culpa de su desequilibrio.

Esperamos que a esta mujer le caiga todo el castigo de la ley. Es increíble que una madre sea capaz de llegar a cometer un acto tan vil en contra del fruto de sus entrañas. Comparte esta noticia para crear conciencia.