La medicina ha evolucionado con el pasar del tiempo. Hoy en día existen muchas investigaciones destinadas a resolver enfermedades que causan estragos a la población en general, intentando preservar la salud de la humanidad.

La mayoría de los descubrimientos son tratamientos o curas que controlan y erradican enfermedades de manera más sencilla y eficaz. Sin embargo, aún hay personas que prefieren opciones más naturales y otras que utilizan métodos más extravagantes para enfrentar su condición.

Ese es el caso de Lynn Lew, que ha tratado su cuadro de acné con un método algo descabellado y asqueroso. En su página de Facebook, ella respondió varias preguntas que le realizaban sobre cómo hacía para lucir bella y radiante en todos sus vídeos, decidiendo compartir su secreto de salud con sus seguidores.

Pero nadie sospechaba el raro tratamiento que ha usado la chica para mejorar su piel. Según Lew, lo que la curó del acné y la ha ayudado a mantener una piel brillante y lozana es beber la orina de su perro. La chica comenta que antes de beber la orina de su perro, ella presentaba un cuadro de acné muy fuerte, que la hacía aislarse de la sociedad y estar triste todo el tiempo.

Después de su primer vaso de orina de perro, su piel empezó a absorber todos los beneficios. De hecho, la propia Lew asegura que su aspecto saludable es debido a que tan solo un vaso de orina de perro contiene vitamina A, vitamina E y 10 gramos de calcio.

Lynn ha hecho declaraciones de otros beneficios que ofrece la orina de perro para la salud, como lo es la cura del cáncer. La chica se basa en los conocimientos aplicados en la terapia de orina que realizaban en las antiguas civilizaciones de Roma, Grecia, Egipto y China. Pero los expertos no están tan de acuerdo con la extraña terapia que recomienda la chica. Para Joy McCarthy, una certificada nutricionista holística, la ingesta de orina de perro podría ser inseguro para el cuerpo humano.

“La orina se compone principalmente de agua, mucha urea, creatinina, diversos electrolitos, ácido úrico, proteínas traza y bajos niveles de anticuerpos y enzimas. Pero se han detectado herbicidas en la orina de un perro, probablemente en céspedes, antibióticos y hormonas tratados con herbicidas, así que realmente no sé si es la opción más segura”, comentó la nutricionista.

Para la médico, Amy Shah, pequeñas cantidades de orina podría ser beneficiosa para varios aspectos en nuestra salud, pero no sería utilizada como cura o tratamiento para alguna enfermedad.

“Consumir ese desperdicio sin que se filtre nada podría causar más daños que beneficios en comparación con la medicina moderna disponible”, agrega Salah.

Facebook / LITTLELYNNLEW

Para que tu salud no esté en riesgo, es recomendable que visites a tu médico antes de pensar en alguna de estas extravagantes soluciones que podrían poner en riesgo a tu cuerpo.

Si tienes las agallas suficientes, puedes ver el vídeo de Lew recolectando la orina de su perrita y bebiéndola. Puede ser perturbador.

The pharmaceutical companies are keeping this secret out of the public eye. They pay lobbyist to get politicians to make you buy expensive pain medicine and chemo.This is the secret to cure cancer, alleviate pain, and prevent the swelling of joins. If you dont have your own dog, just steal one from a neighbor.

Publicada por Lynn Lew en Lunes, 7 de mayo de 2018

Lew seguirá defendiendo su método de vida saludable y belleza. ¿Tú te atreverías a seguir su ejemplo? Coméntanos y comparte esta noticia con tus amigos.