Una mujer de 52 años, madre de dos hijos denunció el ataque que sufrió de parte del pitbull de su vecino y las estremecedoras imágenes han causado conmoción en las redes.

Janice Eccle Viscious denunció la agresión perpetrada por el perro de sus vecinos llamado Zeus quien se aferró a su pierna arrancándole un trozo de carne y dejándola tendida en el suelo. Ella necesitó ser sometida a procedimientos quirúrgicos para realizar injertos de piel en el área afectada.

En la imagen se puede apreciar el trozo de carne que fue arrancado por el perro y que yacía en el pavimento cerca del lugar del ataque.

La pobre mujer tuvo que soportar intensos dolores y en medio de la adrenalina fue capaz de caminar hasta su casa para llamar a una ambulancia.

Se pudo conocer de acuerdo con la información de los medios de comunicación que los propietarios del perro Alan y Linda Gent tienen una prohibición que establece que no pueden volver a tener un perro por un período de cinco años, también deberán pagar una multa.

La agresión sucedió frente a la casa de la víctima en Skegness, Lincolnshire, en el Reino Unido el 20 de julio del año pasado, pero su caso no había salido a la luz hasta ahora.

El perro se escapó de su casa mientras sus dueños habían salido para recoger una entrega, él se lanzó agresivamente sobre Janice y la mordió sin piedad.

Se desconoce la causa de la reacción violenta del perro, la mujer agredida quien es ex secretaria médica comentó que: “El vecino no podía controlarlo y podía ver por la expresión del rostro del perro cuando corría hacía mí que algo malo iba a suceder”.

“Fue absolutamente horrible, fue un mordisco de perro, pero se sentía más como uno de tiburón”, relató Janice.

Ella misma llamó a emergencias y fue trasladada a un centro hospitalario donde recibió la atención que necesitaba su grave herida.

Después de la sentencia que recibieron los dueños del perro, ambos de 59 años, la vida del animal corre peligro. Podrían someterlo a la eutanasia por considerar que representa un riesgo para la comunidad después de la agresión que cometió. Por ahora permanece en las perreras de la policía de Humberside quienes decidirán si debe ser reubicado.

Janice asegura que a pesar de que han transcurrido meses ella se siente insegura y todavía sufre daños psicológicos causados por el ataque del perro. “Todavía tengo la ropa y los zapatos que quedaron cubiertos de sangre. No me molesta tanto la cicatriz, pero me arruinó la vida.

No puedo salir adelante y superarlo porque no puedo evitar ver su casa, voy a tener que mudarme”, comentó.

Mirror / The Sun

Aseguró que los dueños del perro se disculparon con ella, dijeron que lo tenían desde que era cachorro y que nunca había sido agresivo, pero ella alega que si un perro hiere gravemente a alguien debe ser sometido a la eutanasia.

“No tengo ni un solo vecino menor de 75 años, si el perro los habría atacado a ellos probablemente no habrían sobrevivido”, dijo Janice.

¿Tú qué opinas sobre lo que se debe hacer con el perro? ¡Compártelo!