Quienes son víctimas de una infidelidad sufren una experiencia muy dolorosa, la traición de la pareja produce indignación, rabia y tristeza, un cúmulo de emociones que en algunos casos son difíciles de controlar.

Son muchas las mujeres que enfrentan la situación atacando al autor del engaño al sorprenderlos in fraganti. Tal como la noticia que se difundió recientemente donde Angel Exford atrapó a su novio en el aeropuerto con la policía cuando estaba a punto de abordar un vuelo a París con su amante después de pagar los gastos usando su tarjeta de crédito.

Él habría gastado más de mil euros de su pareja para comprarle flores a su amante, regalos y un placentero viaje a París que disfrutarían como una escapada romántica. Su descaro no tuvo límites.

En este caso, una mujer interceptó a su esposo al encontrarlo viajando con su amante en su vehículo en una transitada calle de Barranquilla, Colombia.

“Ella tiene que respetar mi casa y a mis hijos”, gritó la mujer cuando vio a su marido con otra.

Uno de los testigos del hecho grabó las escenas que se han difundido en las redes sociales causando la indignación de miles de personas que condenaron el comportamiento del hombre. Mientras que otros comentaron que la reacción de ella no fue la más apropiada por incumplir las normas de seguridad vial.

Ella tomó un bate y comenzó a golpear el auto de su esposo ante el asombro de todos los transeúntes, antes de esto dejó su auto atravesado en la vía pública obstruyendo el tráfico. Esta parte no quedó registrada en el vídeo.

Después de los golpes el hombre salió del auto y le quitó el bate. “Que nos graben, ¿tú crees que a mí me importa?”, dijo la mujer al percatarse de que uno de los testigos registraba el hecho.

Finalmente, el hombre empuja a su esposa hasta su auto y ella se sube al vehículo para continuar su camino. Miles de personas han reaccionado ante el vídeo rechazando la conducta del hombre que empuja a su esposa amenazándola con violencia.

Se desconoce la identidad de la pareja que protagonizó una escena incómoda producto de la agresiva reacción de la mujer al ver a su esposo traicionándola con otra. La amante del hombre viajaba en el lugar del copiloto pero los vidrios tintados impiden que sea identificada.

IN

Muchos presumen que ese fue el desenlace de una persecución planificada por la esposa del infiel. Un caso que ha encendido una polémica en las redes sobre el engaño y la violencia, compártelo.