Es importante tener precaución cuando se tenemos contacto con animales salvajes, a pesar de que no tengamos intención alguna de agredirlos solamente ingresar en su hábitat puede ser invasivo para ellos.

Algunas especies están a la defensiva ante cualquier movimiento extraño y pueden atacar a los seres humanos causando daños irreversibles. Solamente expertos en la materia deberían interactuar con los animales salvajes.

Pero esta norma no siempre se cumple y algunos aventureros se atreven a tener contacto muy de cerca con animales de cualquier especie sin importar el riesgo.

Tal como le sucedió a Melissa Brunning, una mujer de 34 años que fue arrastrada por un tiburón mientras lo alimentaba con su mano. El animal la lanzó al agua infestada de cocodrilos en la localidad australiana de Kimberley.

“Me chupó como si fuese una aspiradora”, relató la víctima del ataque que terminó con un ligamento roto, una fractura y una severa infección.

Reconoce que se equivocó al pensar que no corría peligro al darle alimentos a los tiburones desde el yate en el que se encontraba disfrutando de un pasea recreativo.

Se supone que ese día tendría una experiencia divertida, pero terminó con un accidente aterrador. La presencia de los tiburones es muy común en Australia, incluso son populares las actividades con depredadores.

“Ven al Aquarium, y bucea entre tiburones”, es el slogan de un centro de entretenimiento, y puede resultar escalofriante para muchas personas.

En algunos casos quienes ofrecen la actividad alegan que los tiburones están acostumbrados a relacionarse con las personas, pero cuando se interactúa con ellos en mar abierto el riesgo se incrementa.

Incluso admiten que jóvenes menores de 16 años participen en ese tipo de actividades, que incluyen alimentar a tiburones desde una embarcación.

El accidente de Melissa se ha hecho viral y muchas personas en las redes han comentado el peligro de estar tan cerca de un depredador tan agresivo sin ninguna medida de seguridad.

En el vídeo se puede apreciar cómo la joven alimenta al animal con sus manos, cuando el tiburón se acerca en lugar de coger la comida le sujeta la mano con fuerza arrastrándola al agua.

7 News

El hombre que se encontraba junto a ella logró auxiliarla rápidamente y afortunadamente el accidente resultó en un gran susto, pero pudo tener un desenlace fatal.

Seguro que después de vivir un momento tan aterrador en el que su vida estuvo en riesgo será más precavida. Comparte estas estremecedoras escenas.