Muchas mujeres dedican tiempo y energías en el cuidado de su aspecto externo, especialmente en lo que a cuidado del cabello se refiere. Sin embargo, mantenerlo con el corte y el color deseado no siempre resulta una tarea sencilla. Es por eso que muchas no escatiman en invertir en una peluquería y confiar su imagen a los expertos.

Pero nadie espera que un día normal termine en la peor pesadilla, todo por la negligencia de un estilista, que no supo efectuar con cuidado un proceso tan sencillo como es el teñir el cabello.

Existen experiencias desastrosas de mujeres que pueden salir no tan contentas de la peluquería porque no las peinaron como deseaban, o porque al estilista se le fue la mano con las tijeras. Pero lo que a Victoria Gaudes le sucedió en una peluquería de Zaragoza, España, rebasa todos los límites aceptables.

Victoria acudió a una peluquería de su ciudad para que le tiñeran el cabello. Todo parecía marchar con normalidad, pero precisamente en el momento en que empezaron con el proceso de la decoloración del cabello, empezó a sentir picazón, una sensación que nunca antes había sentido, que se sumaron a mareos que en ese momento no los relacionó con la aplicación del tinte.

“Empecé a notar que me quemaba mucho la cabeza, me salía humo…”, declaró Victoria.

El malestar empezó a tomar forma, y llegó a tal punto que la peluquera se vio obligada a retirarle el producto para calmar la desagradable sensación que estaba experimentando Victoria.

Una vez que a la joven se le fue el efecto de la molestia inicial, entonces decidieron volverle a aplicar el tinte para continuar con el proceso.

“Tras el lavado de cabeza, insiste en ponerme el tinte 10 minutos más para que suba el color. Me lo pone y a los 5 minutos le digo por favor que me lo quite. Me lava la cabeza y yo ya no soportaba ni el roce en mi pelo. Me sienta para secar y cortar y antes de que me peine le digo que lo deje, ya que no puedo soportar el dolor, a lo que ella coge un bote en el que después me dijo mi cuñada que ponía “aceite post láser” (el cual te echan para las quemaduras de la depilación), y me lo echa en las entradas y zonas quemadas, sin ella haberme dicho que me había quemado“, fue la denuncia de Victoria en su red social.

Sin embargo, inmediatamente el malestar apareció nuevamente, con lo que Victoria pidió interrumpirlo, y se marchó a su casa sin que le hubieran podido terminar.

Apenas salió del lugar, empezó a sentirse mal, pero lo peor realmente vino al día siguiente. Al levantarse, su rostro empezó a hincharse más y más, por lo que al darse cuenta que lo que sentía no era nada normal, decidió ir a Urgencias para que pudiera ser atendida.

Ya en el hospital, tras cortarle mechones de pelo, el informe médico reveló que presentaba quemaduras de segundo grado en la cabeza.

Y así, un hábito tan común en las mujeres, ha arruinado la vida de esta joven, quien ahora quiere advertir a tantas de los peligros a los que podemos estar expuestos cuando no se acude a los profesionales adecuados.

El incidente sucedió el 21 de abril, pero es ahora que Victoria ha decidido hacerlo público en su red social a través de una publicación en su red social, que al momento tiene más de 7.000 me gusta y las mismas veces ha sido compartida.

Victoria ha compartido las impactantes fotos de cómo la dejaron.

Después del traumático accidente, Victoria todavía no está recuperada por completo.

La joven ha denunciado la terrible negligencia a la peluquería, donde los propietarios se han liberado de toda responsabilidad alegando que tal vez se trate de una reacción alérgica, en la que ellos no tienen la culpa.

Esta es la peluquería donde cometieron la terrible negligencia con Victoria

“A día de hoy mi herida sigue infectada, curas diarias en el centro de salud y un ánimo por los suelos debido a esta “profesionalidad”. No se han preocupado en ningún momento por mi y por supuesto que están denunciadas”, concluye Victoria en la publicación.

Facebook / Victoria Gaudes

Victoria confiesa sentirse indignada porque además de la horrible experiencia, tuvo que pagar 54 euros para el supuesto cambio de imagen, que le ha supuesto una grave quemadura en una zona tan delicada donde ya no lo crece el cabello.

Es increíble que algo tan sencillo haya terminado tan mal para esta pobre chica. No dejes de compartir esta noticia para advertir a otras mujeres.