En la madrugada del 28 al 29 de diciembre, la familia Pastorizzo ha tenido que afrontar la trágica muerte de su hijo Fernando, de 21 años, quien perdiera la vida de dos balazos en manos de su novia Nahir Galarza.

Tan solo dos horas después del incidente, ella le dejaba un conmovedor mensaje en su cuenta de Instagram, que acompañaba con una foto de su novio, Fernando Pastorizzo, besándole el hombro.

“Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo, pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel”.

¡Es verdaderamente estremecedor!

El fatal incidente tuvo lugar en la zona de Gualeguaychú, municipio de la provincia argentina de Entre Ríos, a 230 km de Buenos Aires, Argentina. Un taxista había encontrado el cuerpo agonizante del joven, quien no logró sobrevivir después de que su novia le hubiera dado dos tiros: uno en la cabeza y otro en la espalda.

El taxista declaró que cuando vio el cuerpo de Fernando tendido en el camino, divisó otra persona que estaba junto a él, y pensó que lo estaba atendiendo. Pero cuando se acercó para ver en qué podía ayudar, ya la otra persona había desaparecido. Sin embargo, en el suelo permanecían dos cascos.

En un principio la joven sólo había colgado el peculiar mensaje en las redes sociales, pero llamaba la atención que no mostrara una reacción proporcionada a quien perdió al amor de su vida de un modo tan trágico y repentino.

Sin embargo, más adelante, a lo largo de la jornada del día siguiente, terminó confesando la culpabilidad en el crimen atroz.

La joven de 19 años estudia abogacía en la Universidad de Concepción y es hija de un policía en activo.

Tras haber declarado durante horas frente al fiscal, y cuando todo indicaba que el culpable del crimen era su padre, ya que las investigaciones apuntaron a que era el dueño del arma homicida de 9 milímetros, entonces Nahir se quebró y rompió en llanto:

“Basta, fui yo, fui yo, fui yo, quítenle la responsabilidad a mi padre y a mi familia”.

Más adelante relató que después de haber cometido el homicidio, habría regresado a su casa, guardado el arma en su sitio, y conciliado el sueño. Al despertar, decidió colgar el mensaje a su novio asesinado.

Después de las declaraciones, el fiscal Leandro Beltrán dio la orden de que sea internada en el área de Psiquiatría del Hospital Centenario. Su abogado, Víctor Rebossio, había alegado que debía recuperarse del estado de shock en el que entró tras su autoinculpación.

Aunque la fiscalía accedió a tal petición, Beherán, a cargo de la investigación, dijo que Nahir no padece de “problemas psicológicos ni mentales”.

“Decidimos enviarla a la sala de salud mental porque teníamos miedo a que sucediera algo en una celda de la Comisaría del Menor y la Mujer”, dijo Beherán

Dadas las declaraciones de Galarza, el fiscal la imputó por “homicidio agravado por el vínculo”, un delito que podría pagarse hasta con cadena perpetua.

Frente al lamentable hecho, algunos amigos han declarado que la pareja mantenía una relación conflictiva en la que había violencia por parte de ella hacia él.

“Si me dejas, te mato”, habría sido una de las amenazas que Nahir dirigió a su expareja.

De hecho, la relación se había deteriorado, y había llegado a su fin. Por lo que en los últimos días las escenas de violencia aumentaron. El domingo anterior al crimen, Nahir y una amiga habían agredido al joven a la salida de una discoteca.

Otro de sus conocidos reconocía en Twitter que sus sospechas finalmente habían sido confirmadas:

El padre de Nahir se mostró descompuesto en el momento de entregar a la justicia no solo su arma, sino a su propia hija. Pero dijo estar dispuesto a colaborar con todo y aceptar lo que tenga que venir.

Por su parte, la familia Pastorizzo llora la irreparable pérdida de su hijo. Su madre despidió a su hijo con un sentido mensaje en las redes sociales:

“Hasta luego mi amor!!!! Ya nos encontraremos en algún lugar para compartir nuestras charlas, mates amargos de por medio. Siempre fuiste un ser sensible y hermosa persona. Y tuve la inmensa dicha y honor de poder disfrutarte como madre. Llegabas al corazón de toda persona que conocías y en estos momentos uno realmente se da cuenta del ser de luz que eras y todo el amor que despertaste!!! Te amo con todo mi corazón y…hasta luego mi vida!!!”

Tras la reclusión de Nahir en el Hospital Psiquiátrico, una ola de indignación ha sucedido en las redes sociales y en las calles. Muchos consideran que no merece gozar de libertad y que debe pagar por su atroz crimen. Al unísono de #Justicia por Fernando y #Queremos cadena perpetua, fueron muchas las manifestaciones de amigos y conocidos que reclamaban justicia para el joven asesinado.

La Nación

¡Un crimen que no puede quedar en la impunidad! ¿Crees que Nahir Galarza merece estar en un hospital psiquiátrico por un supuesto shock tras haber declarado su culpabilidad en el crimen de Fernando Pastorizzo? Déjanos tu opinión y compártelo.