Después de que el asesinato de Fernando Posterizzo, un joven argentino de 20 años, se hubiera apoderado de las redes sociales y captara la atención de toda la prensa internacional, finalmente se dio a conocer la sentencia a las 11 de la mañana de hoy.

La justicia de Gualeguaychú, lugar donde sucedió el crimen, encontró a Nahir Galarza, de 19 años, culpable del homicidio de su ex novio Fernando, asesinado el pasado 29 de diciembre.

A pesar de que en un inicio la joven fue trasladada a un centro psiquiátrico con la excusa del shock que experimentó tras el fatal suceso; y después de que la defensa tratara de ensuciar el nombre de Fernando Posterizzo alegando que la joven simplemente se defendía, finalmente la verdad salió a la luz.

Ni Nahir ni sus padres estuvieron presentes en la sala para escuchar la lectura del veredicto. Durante el juicio quedó probado que la víctima y la homicida mantenían una relación sentimental y que los disparos que recibió Fernando fueron voluntarios.

Nahir Galarza recibió la histórica condena de prisión perpetua, convirtiéndose en la mujer argentina más joven en enfrentar una sentencia de tales características.

Esto después de tres semanas de juicio, en los que el Tribunal ha concluido en la clara intencionalidad de Nahir de terminar con la vida de Fernando, considerando como agravante la relación de pareja que los mantenía vinculados.

“El Tribunal consideró que se encuentran acreditadas las circunstancias contenidas en la imputación”, señaló el juez mientras se dio lectura a la sentencia.

Este es el momento en el que juez hizo el adelanto del veredicto de Nahir Galarza

De esta manera, se ha escuchado el pedido de la Fiscalía, que había solicitado la prisión perpetua, pero sólo consideraron el agravante de la relación de pareja, desestimando la tipificación del delito por el arma de fuego utilizada.

Por ahora, la joven seguirá detenida en la Comisaría del Menor y la Mujer con prisión preventiva hasta que reciba un dictamen definitivo. El juez ha informado que lo que se dio a conocer esta mañana ha sido un adelanto al veredicto final. Pero el informe final se dará a conocer el próximo 24 de julio.

La Defensa, por su parte, había intentado reducir su condena pidiendo primero una condena por homicidio sin intención, que prevé hasta seis años de prisión y, en caso de que dictaminaran su culpabilidad, pidió retirar los agravantes, pudiendo llegar a recibir una condena de 8 años de prisión.

Incluso fueron más allá tratando de apelar a las “circunstancias extraordinarias de atenuación” por la supuesta violencia de género que sufría Nahir. Pero todo fue inútil, debido que el veredicto ya es definitivo, y no hay marcha atrás.

Nahir había confesado haber sido la autora de los dos disparos con el arma reglamentaria de su padre.

Sin embargo, en una segunda declaración sostuvo que había sido un accidente y en una tercera oportunidad dijo que su novio fue el que había tomado el arma y que ésta se accionó de forma involuntaria en medio de una discusión.

Youtube / TN / Clarin

“Jamás en la vida le hubiese deseado la muerte a nadie”, fueron las palabras de Nahir en una de las declaraciones durante el juicio, donde llegó a revelar por primera vez cómo sucedieron los hechos.

Aunque es muy doloroso por todo lo que ha tenido que atravesar la familia de Fernando Pastorizzo, es alentador saber que la justicia existe. Nahir tendrá todo su futuro tras las rejas para meditar sobre sus actos y ya ningún joven podrá temer por su vida.

Muchos se alegra de que haya caído todo el rigor de la ley sobre esta joven. Es marcar un gran precedente, esperamos que casos como estos no se repitan.