Natalia Nemets, una joven madre de 36 años, falleció trágicamente cuando estaba realizando sus tareas cotidianas en la fábrica de golosinas donde trabajaba, en la ciudad de Stary Oskol, en la región de Belgorod, Rusia.

Por razones que aún no se determinan, la joven murió dentro de un tanque que procesaba caramelo caliente y se cree que murió hervida en el líquido.

Estiman que Natalia estaba dentro del tanque limpiándolo, cuando de repente se abrió la válvula, haciendo que el tanque se llenara en pocos minutos de caramelo hirviendo y la asesinara.

Natalia habría caído dentro del bowl.

Sus compañeros dieron unas terribles declaraciones, pues aseguraron que sólo pudieron ver sus piernas asomando del tanque de caramelo, pero no pudieron hacer nada para salvarla.

“Ni siquiera lloró, no se escuchó ningún ruido” contó uno de ellos.

“Estaba limpiando la mezcladora cuando de pronto el caramelo comenzó a salir hacia el bowl”, relató otra de sus compañeras.

“Fue hervida viva, eso es verdad. El caramelo fue removido del gigante tanque y entonces pudieron ver su cuerpo para sacarlo”.

El diario local Komsomolskaya Pravda, informó que sus compañeros de trabajo advirtieron que Natalia no estaba en su puesto en la fábrica.

“En ese momento notamos sus piernas por arriba del tanque con caramelo hirviendo” cuentan.

Esta es la fábrica de golosinas donde trabajaba Natalia.

“Nadie puede explicar qué pasó. Natalia no pudo salvarse. Aparte de el hecho que era caramelo hirviendo, en el tanque hay aspas que constantemente mueven el caramelo”.

“Dos versiones están siendo analizadas ahora, porque las altas temperaturas del aire en el lugar de trabajo podrían haberla hecho desvanecer y caer al bowl” dice el periódico.

La otra versión dice que, mientras Natalia limpiaba el tanque se cayó, y el caramelo comenzó a ingresar en la mezcladora.

Una comisión de Seguridad laboral está investigando el caso y los primeros resultados podrían estar en 15 días. Desde la fábrica de golosinas quisieron encubrir la muerte de Natalia y habían amenazado a los compañeros de la joven para que no dieran detalles sobre el tema.

Natalia falleció a los 36 dejando a su hijo huérfano.

Daily Mail

Sin embargo, la noticia se conoció a través de las redes sociales y luego fue confirmada por el Comité de Investigación, que comprobaba la muerte de la joven madre.

Los pobladores del lugar dicen que es la tercer muerte en el año “por accidentes” en la fábrica, pero no se conocen los detalles de esos accidentes.

Natalia estaba casada y tenía un hijo de 10 años, Iván. Su hermana, Yulia, confirmó que el niño viviría con ellos, pero que nadie podrá quitarle la tristeza de perder a su madre.

Fue un accidente devastador, paz a los restos de Natalia. Compartamos un mensaje de solidaridad con sus familiares. Es importante que a través de esta trágica noticia se tomen medidas preventivas para evitar accidentes laborales.