Nicola White, era una mujer de Llanelli, Gales y madre de dos hijos que después de luchar desde los 16 años contra el cáncer murió a sus 33 años rodeada de toda su familia, quienes quedaron devastados ante su trágica muerte.  

Desde el año pasado se creó la campaña “ Save Nicola” con el propósito de recaudar dinero para la aplicación de un tratamiento pionero de terapia con haz de protones no disponible donde ella estaba.

Pero lamentablemente el cáncer se propagó por todo su cuerpo y no se pudo hacer nada para salvarla. Su historia de vida se ha desenvuelto sobre un camino de constantes batallas para superar las consecuencias de esta penosa enfermedad.

Cuando apenas tenía 16 años, fue diagnosticada con cáncer de huesos, y desde entonces probó cualquier cantidad de tratamientos, pasando por una septicemia en el año 2011, lo que originó la amputación de una de sus piernas por encima de la rodilla. 

Tras el regreso del cáncer uno de sus pulmones y el hígado se vieron afectados, y el diagnóstico de los médicos no fue nada alentador, dolorosamente sus días estarían contados.

Esta mujer soportó todas las complicaciones y los dolores de su enfermedad, y nunca se dio por vencida. Su familia siempre la acompañó en esta incansable lucha, con su campaña lograron recaudar más de 110.000 euros destinados a un tratamiento potencialmente efectivo para salvar su vida.

Habían contactado un médico de Harley Street que se haría cargo de la operación del tumor.

Pero los resultados de los estudios realizados a finales del año pasado, mientras se terminaban de concretar los planes para la cirugía pulmonar en Londres, mostraron que el cáncer se había extendido a su hígado.

Nicola fue trasladada a Ty Bryngwyn Hospice en Llanelli, donde lamentablemente falleció.

Gary Griffiths, un amigo de la familia que creció al lado de esta gran mujer y conoció toda su vida manifestó su profundo dolor por su muerte.

Es una tragedia tras otra tragedia. Estamos totalmente devastados. Intentamos ayudarla, pero al final nos quedamos sin tiempo”.

La familia expresó su más sincero agradecimiento a la gente de Llanelli y a todas las personas que de una u otra manera colaboraron en el intento por sanar a Nicola.

Todo el pueblo de Llanelli ayudó, fue realmente extraordinario”.

También agradecieron a Ty Bryngwyn Hospice por todo lo que hicieron durante las últimas semanas de vida de Nicola.

Las manifestaciones de solidaridad de los usuarios de las redes sociales expresaron el cariño y el apoyo hacia esta familia que estaba devastada.

Nuestros corazones están unidos al sentimiento de la familia de Nicola, Alex, su esposo, sus hijos Owen y Ava, su madre Diane y Andrew, su hermano”.

Su vida es un ejemplo para muchos, haber realizado su sueño de casarse y tener una familia describe su increíble valentía, una maravillosa fuerza de voluntad e inmensas ganas de seguir adelante superando todos los obstáculos que la vida le puso en el camino

Nicola fue galardonada con el premio Editor’s Choice en los Premios Llanelli Star Community el año pasado.

Facebook

Todos deberíamos aprender de la fuerza de esta mujer. ¡Comparte su inspiradora historia!