Cuando pensamos en profesionales de la salud, pensamos en personas buenas que dedican su vida al bienestar de las personas que tienen alguna afección. Nunca nos imaginaríamos que al dejar a un familiar hospitalizado, lo estaremos dejando en manos de un posible asesino, pero un enfermero Alemán nos deja una sensación de angustia con respecto a lo que puede pasar por la mente de algún profesionales que cuentan con una variedad de drogas y conocen diferentes métodos que pueden acabar con la vida de una persona.

Niels Hoegel, un enfermero de 40 años y que trabajaba para el Hospital de Delmenhorst, en la ciudad de Oldenburg, usó todos sus conocimientos en contra de 90 pacientes.

Él fue detenido y detenido durante siete años, después de que uno de sus colegas fuera testigo de procedimientos que les costó la vida a dos pacientes en el 2005. Al profundizar las investigaciones, la Policía de Oldenburgm ha encontrado pruebas de que 5 personas más murieron por una sobredosis de las mismas drogas, por lo que en 2015 fue detenido de por vida.

Actualmente, las pruebas indican que al menos 90 personas murieron en manos del perturbado enfermero.

Niels, admitió que les administraba drogas a los pacientes que se encontraban en cuidados intensivos, de esta manera les causaba insuficiencia cardíaca o colapsos respiratorios para inmediatamente revivirlos. Esa sensación de regresarle la vida a los pacientes le hacía sentirse poderoso y admirado por sus colegas.

Dijo haberse sentido eufórico al regresar a la vida a algunos pacientes, y devastado al perder a otros.

Hasta el momento según, la fiscal Daniela Schiereck-Bohlemann, Niels ha admitido la culpabilidad en al menos 30 casos. Sin embargo, una comisión de investigación que surgió a partir de la macabra obsesión de Niels, asegura que las víctimas pueden ascender a 130 personas pero que la falta de pruebas no les permite ingresarlas a la lista.

La Policia de Oldenburg, también asegura que el Hospital de Delmenhorst, no actuó al respecto de la cantidad de muertes en el turno de Niels.

DailyNation / HindistanTime

Siendo más críticos pudieron haber evitado muchas muertes y que debido a que muchas de las víctimas fueron cremadas ya no existen rastros de las drogas no se podrá determinar la cifra real de asesinatos cometidos por Niels. Afortunadamente, este hombre sin escrúpulos está detenido de por vida y no podrá hacerle daño a ningún otro paciente en su vida.

Una historia realmente terrorífica que parece ser sacada de la mente más oscura, no olvides compartirla.