No cabe duda que cuando que cuando de premiar el talento vocal se trata, puede suponer una tarea bastante ardua para el jurado calificador elegir a un ganador; especialmente cuando los participantes son dulces niños que cautivan a la audiencia con su celestial voz, como si de los propios ángeles se tratase.

Es lo que suele suceder con el conocido concurso internacional “The Voice Kids”, que con sus disitintas versiones en varias partes del mundo, conmueven al mundo mostrando cada año las más espectaculares voces de niños muy pequeñitos, que por su corta edad, despiertan las más intensas emociones.

Tal como sucedió con la pequeña Sofie Thomas. Con 12 años de edad, se presentó al concurso en Alemania; se pudo ver a la pequeña en el escenario, con el jurado a sus espaldas.

Tendría el difícil reto de conquistar al público y a los exigentes entrenadores: Lena Meyer-Landrut, Sasha y Mark Forster, interpretando la clásica canción “Non, Je Ne Regrette Rien” (No, no me arrepiento de nada), de Édith Piaf; y quizás por eso, el reto era aún mayor al ser una de las canciones más versionadas a lo largo de la historia.

Sofie empezó dulcemente a entonar esa preciosa armonía, cuando al cabo de 3 segundos -no necesitó más que eso-, dejó al jurado y al público con la boca abierta, logrando que los profesores presionaran el famoso botón rojo inmediatamente.

La pequeña con vestido rosa, el cabello recogido y una mirada angelical se robó al instante la atención de todos los presentes.

Por su parte, sus familiares, que se encontraban dentro del estudio, tampoco pudieron contener las lágrimas al ver la interpretación magistral de la pequeña.

¡Y no es para menos, a cualquiera se le pone la piel de gallina!

En ciertos momentos, el jurado simplemente se dedicó a disfrutar de la intervención de la pequeña, como si se hubieran transportado al paraíso.

Mientras que entre el público se abrazaban, sin saber si estaban más impactados por la interpretación de Sophie, o por la reacción del jurado que no paraba de dar crédito a lo que oía.

Se supo que la adorable Sophie cantó en un coro de niños en la Opera House de Hannover y asistió a una clase especial de preparación para niños musicalmente dotados de la Escuela de Música y Drama de la misma ciudad.

The Voice Kids

¡Ya se ve que es un talento extraordinario! Tú tampoco te arrepentirás de escucharla:

Después de su intervención, la pequeña pasó a la final y fue la ganadora de la “Voz Kids” Alemania 2017. ¡Felicidades, Sofie!

Interpretaciones así verdaderamente engrandecen el alma. No dejes de compartir con tus amigos el espectacular talento de Sofie y esperamos que llegue muy lejos.