Una niña de 5 años termina con parálisis y sin poder hablar tras una picadura muy común

Una madre de Mississippi, Estados Unidos, ha revelado el grave estado al que ha llegado su pequeña de 5 años, tras presentar unos síntomas aparentemente sin importancia.

Jessica Griffin, la madre de la pequeña Kailyn Kirk, dijo que una mañana la niña se levantó para ir a la escuela, sin poder mover sus piernas. Pero la mujer pensó que se le habían dormido por una mala postura.

Sin embargo, más tarde, cuando la estaba peinando para llevarla a la escuela, se dio cuenta inmediatamente que el habla de la niña no era el habitual. Hasta ahí, dos síntomas que parecían aislados, y aunque le preocuparon, tampoco llamaron poderosamente su atención.

Pero cuando terminó de peinarla, casi queda paralizada cuando pudo ver en la cabeza de la pequeña una garrapata y la señal de una mordedura en su cuero cabelludo.

Fue entonces cuando la llevó de emergencia al hospital, y tras una serie de pruebas, el equipo médico diagnosticó a la niña de parálisis por una picadura de garrapata, causada por una neurotoxina que se encuentra en la saliva del insecto.

Pero tras el descubrimiento, los médicos le aseguraron a la madre que una vez que se retirara la garrapata, los síntomas de Kailyn desaparecerían entre las 12 y las 24 horas, lo cual fue cierto.

Ahora Jessica está compartiendo su historia con la esperanza de advertir a los padres que verifiquen si sus hijos presentan picaduras de garrapatas porque no diagnosticarlos a tiempo podría llevarlos a un cuadro de insuficiencia respiratoria y, en algunos casos, a la muerte.

La parálisis de garrapatas se produce cuando una neurotoxina de la saliva del animal se transmite a través de una picadura.

La causa todavía no se ha esclarecido del todo, pero se cree que la toxina bloquea la función nerviosa. Y los síntomas generalmente persisten entre dos y siete días, pero una vez que se elimina la garrapata, los síntomas pueden tardar en irse de 12 a 48 horas.

Generalmente comienza con fatiga, entumecimiento de las piernas y dolores musculares. La parálisis se desarrolla rápidamente, comenzando en las extremidades inferiores y ascendiendo hacia otras partes del organismo. Si la garrapata no se elimina, la parálisis facial y la pérdida del habla son las siguientes fases.

Un consejo que han dado los médicos es ducharse dentro de las dos horas posteriores a la picadura para ayudar a eliminar las garrapatas no adheridas y para reducir el riesgo de contraer enfermedades como la enfermedad de Lyme, contagiada por distintos tipos de garrapatas.

Pero en este caso, la madre de Kailyn no notó nada extraño hasta que su hija tuvo la dificultad para mover las piernas al levantarse.

“Jugamos a la pelota la noche anterior y ella estaba perfectamente bien”, dijo la madre.

“Llegamos a casa, tomamos un baño, lavamos su cabello y todo y nunca vi al animal, ni la mordedura”. Sin embargo, fue impresionante ver “cómo la pequeña se derrumbó al no poder sostenerse en pie”.

Los médicos predijeron que los síntomas de Kailyn se resolverían entre 12 y 24 horas, “y efectivamente en esas 12 horas volvió a ser su tonto yo, corriendo y jugando”, dijo Griffin a los medios.

La madre quiso compartir fotografías de la niña convaleciente en el hospital, así como de la mordedura y el animal dentro de una bolsa. La publicación original obtuvo más de 100,000 reacciones y se ha compartido más de 400,000 veces.

La madre ha aprovechado para advertir a los padres sobre las picaduras de garrapatas, exhortando a tener un mayor control sobre sus hijos.

Facebook / Jessica Griffin

“¡POR FAVOR!, por el amor de Dios, revisen a sus hijos si no tienen garrapatas! ¡Es más común en niños que en adultos! ¡El miedo es un eufemismo!”, ha dicho.

No podemos desestimar la angustiante experiencia de esta mujer. Podría ser más grave de lo que creemos.

Compartamos esta importante información con todos nuestros amigos. Podríamos salvar una vida a tiempo con esta simple advertencia.