Aunque la India es un país que en primer momento llama mucho la atención por sus costumbres y sus religiones, también es un país que desafortunadamente esconde un lado muy oscuro.

La trata de blancas, las violaciones y las agresiones son parte del día a día, las estadísticas son alarmantes y la justicia es poca. Lo más terrible es que la cantidad de menores de edad afectados por este tema es realmente alta, las cifras en 2016 indicaban que al menos 36.000 menores fueron agredidos sexualmente y eso representa el 30% de las agresiones del país.

Una vez más nos enfrentamos a un caso de agresión pero con un nivel de violencia difícil de digerir.

Se trataba de una niña de tan solo 15 años que fue secuestrada después de salir del colegio, cuando se dirigía a su casa en el distrito de Kurukshetra.

Ella desapareció el martes y su cuerpo fue encontrado en un arroyo a 100 kilómetros de su casa, en la ciudad de Kurukshetra, todo esto en el estado de Haynara, ubicado en el norte de la India.

Su cuerpo había sido violado y agredido violentamente, tenía 19 heridas de gravedad, sus genitales habían sido mutilados y su hígado y pulmones habían sido desprendidos. Tenía heridas en el rostro, en los labios, señales de ahogamiento y de tortura, la autopsia indica que alguien estuvo sentado largo tiempo en su pecho, ella presentaba múltiples lesiones internas.

Según el resultado del patólogo forense, al menos cuatro personas están involucradas en tan terrible crimen.

El padre de la víctima hizo duras críticas a la administración pública de la India. Él asegura que si las autoridades hicieran bien su trabajo crímenes como estos no ocurrirían o se pudieran evitar. Abhishek Garg, el jefe de policía del distrito indicó que la niña había muerto dos días antes de ser encontrada y que se está llevando una investigación profunda para encontrar a los responsables.

Pocas horas después encontraron el cuerpo agredido de otra niña de 12 años en el estado de Haynara.

Daily Mail / Metro

En 2014, Un Comité de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Niños, expresó su preocupación por los abusos y agresiones sexuales a menores de edad en la India. Lamentablemente, a pesar de la conciencia de los organismos internacionales, la situación no ha mejorado y niños tienen que seguir viviendo el horror de la maldad humana. Sin embargo, en la mayoría de los casos los responsables de caso como estos son condenados a pena de muerte.

Hagamos todo lo posible por hacer eco de estos crímenes para que las autoridades eviten que esto siga pasando y no olvides compartir la historia de esta niña que tuvo que vivir las peores horas antes de morir.