La policía de la ciudad de Nueva York está investigando la muerte de Bella Edwards, una niña de tres años, cuyo cuerpo fue encontrado este lunes en el apartamento en el que vivía junto a su madre y a su padrastro.

El hallazgo ocurrió a las 6 de la tarde cuando su madre y su abuela regresaron al apartamento y la encontraron tendida en la cama. Al parecer, la menor había quedado al cuidado de su padrastro.

La familia llamó al 911 para pedir ayuda y fue llevada de urgencia al Hospital Episcopal de San Juan en Far Rockaway, donde se determinó que la pequeña tenía signos de trauma consistente con abuso físico, pero al poco tiempo cuerpo no aguantó más y falleció, según informaron los medios locales.

El padrastro de la pequeña era el único adulto en apartamento 6W del edificio 1 de la calle Beach 105, en Queens. Los oficiales también encontraron un bebé de tres meses, que se cree es el hermano de Bella, el mismo que fue llevado a un hospital para ser sometido a una evaluación médica.

 Bella Edwards, de 3 años sufrió una horrible pesadilla. La policía dice que su cuerpo mostró signos de trauma que sugieren abuso.

Los agentes respondieron a la solicitud del edificio de apartamentos tras recibir una llamada al 911 a las 6:00 pm del padrastro de Bella, informando que la niña no respondía.  Cuando la policía llegó, encontraron al padrastro realizando técnicas de reanimación cardio pulmonar sobre el cuerpo de la pequeña.

Shamikaa González, la madre de la pequeña Bella, le envió un sentido mensaje en su red social a su hija fallecida:

“Bella, siento mucho no haber estado para protegerte”, dijo.

Agregó que la muerte de su hija “se siente como un mal sueño del no puedo despertar”.

“Fuiste amada por todos y compartiste tantos recuerdos divertidos. Voy a extrañar todas las veces que me besaste y me abrazaste todos los días y extraño oírte decir ‘Hola Loggy'”, afirmó.

El padrastro y la madre de Bella, fueron llevados al Precinto 100 para ser interrogados, pero hasta el martes por la mañana, no se han presentado cargos relacionados con la muerte de la niña.

El médico forense realizará una autopsia a la niña para determinar la causa y el modo de muerte.

Mientras tanto, González prepara una vigilia para este miércoles 4 de abril en homenaje a su hija, donde amigos y familiares encenderán velas y lanzarán globos rosas y rojos en honor a la niña. ¡Vuela alto, pequeña Bella!

No es la primera vez que tenemos conocimiento de pequeñas, cuya vida se apaga violentamente a manos de la pareja de sus madres. Son criaturas inocentes, no es justo que se terminen sus sueños por culpa de un acto de maltrato y crueldad perpetrado por un ser enfermo.

Comparte esta noticia en tus redes y levantemos la voz para que se haga justicia con la pequeña Bella.