El caso de una pequeña de 11 años de Phoenix, en el estado de Arizona, Estados Unidos, se ha vuelto viral después de que gracias a un sabio consejo de su padre, se salvara de ser secuestrada. ¡Es el temor de todo padre!

La niña se encontraba caminando a las 15h45 del pasado miércoles, junto a una amiga por un parque en San Tan Valley, al sur de Phoenix, cuando una camioneta blanca las interceptó.

El conductor se dirigió a la niña para decirle que “su hermano había tenido un accidente muy grave y que sus padres le habían pedido que la recogiera para llevarla”.

Pero la pequeña, que previamente había sido aleccionada por sus padres en diversas ocasiones, a pesar del impacto que pudo haber causado en ella la noticia, supo actuar con una astucia impresionante.

La niña sabía que nunca debía irse con desconocidos, por lo que para asegurarse de que efectivamente el hombre era alguien de confianza, le pidió que le dijera la famosa “palabra clave” que había acordado con sus padres para estos casos.

Pero el hombre no contaba con la perspicacia de la pequeña, por lo que huyó rápidamente del lugar.

“Nunca pensé que el código fuera a ser utilizado y estoy muy orgullosa de mi hija por acordarse”, Brenda James, madre de la menor.

Por su parte, Mark Lamb, alguacil del condado de Pinal, dijo que esa es la manera en que los padres deben aleccionar a sus hijos, y que el que la niña haya preguntado por la “palabra clave” es una muestra de madurez, algo que muchos padres deben fomentar en sus hijos.

La madre está segura que ese recurso le salvó la vida a su hija.

Cuando la pequeña volvió a casa, cuenta Brenda que relató todo lo sucedido y entonces procedió a llamar a las autoridades, quienes inmdiatamente levantaron el operativo de búsqueda del sospechoso.

La niña dijo que el sujeto se tapó la cara mientras hablaba con ella, pero que creía que podía tener más de 40 años y que llevaba barba corta. La policía pudo precisar que se trataba de una camioneta Ford Explorer. Y tras las averiguaciones, otros niños confirmaron que lo vieron circiular por la zona durante esos días.

El alguacil dijo que el proceder del secuestrador había sido inteligente, ya que justamente la mejor manera de robar a un menor no es precisamente en una zona peligrosa, sino en un buen barrio, “seguro”, donde se sabe que los padres no están tan alerta a que les pueda pasar algo malo a sus pequeños.

Sin embargo, a pesar de todo el despliegue de fuerzas, todavía no han podido capturar al sospechoso.

¿QUÉ ACONSEJAN LAS AUTORIDADES?

Frente al suceso, las autoridades además de sugerir el uso de la “palabra clave”, han aconsejado que los padres no coloquen los nombres de sus niños en su ropa o en sus mochilas, ya que un sospechoso al leerlo se puede dirigir a ellos por su nombre, y los pequeños podrían confiar en ellos.

También recomiendan conservar fotografías recientes de los hijos, ya que en caso de desaparición, una imagen fiel a la apariencia del niño puede ser de gran ayuda.

BBC

Actualmente, ciertamente los padres temen más a los peligros que los niños pueden encontrar en Internet, pero olvidan que en la calle también existe la maldad y los hijos pequeños y no tan pequeños deben estar preparados cuando estén fuera de su casa, en una fiesta, en el cine, en la calle, en la escuela…

Consideremos estas advertencias, ya que el peligro está para todos a la orden del día. Comparte esta importante información que podría salvar una vida.