Un escalofriante hecho ha enardecido a los habitantes de la comunidad de Soacha, Cundinamarca, en Colombia, después de que dos menores que se encontraban protegidas por el gobierno en un hogar sustituto habiendo sido separadas de sus padres, fueran violadas y contagiadas de VIH por el esposo de la mujer que estaba a cargo de varias menores en un Centro Familiar.

El sujeto es esposo de la mujer que estaba a cargo de los menores.

La Fiscalía asegura que las pequeñas, de 7 y 8 años, fueron agredidas sexualmente por Camilo Enrique Revelo Cruz, de 25 años, el mismo que ya tenía a su haber varios antecedentes judiciales.

Los padres de las pequeñas, terriblemente indignados ya han emprendido acciones legales en contra del acusado y cuestionan por qué enviaron a las niñas a un lugar donde vivía un hombre con un historial delictivo.

Revelo Cruz ha sido acusado de los delitos de acceso carnal abusivo con menores de 14 años, pornografía infantil y propagación de Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), y ha sido enviado a la Cárcel Modelo, en Bogotá.

“Como Bienestar Familiar, esta institución de la Nación me va a tener que responder por lo que acaba de pasar, porque eso era un caldo de cultivo que nosotros le habíamos cantado a ellos”, dijo el paDRE de las niñas abusadas.

Las pequeñas fueron agredidas en el hogar sustituto mientras cohabitaban con el agresor.

“Se encontraban bajo la custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y en ese restablecimiento de derechos a niñas, niños y adolescentes se encontraba en un hogar de paso, un hogar sustituto donde fueron vulneradas sexualmente, según la declaración de las menores, por parte del esposo de la madre sustituta”, indicó la fiscal delegada.

El historial delictivo de Revelo Cruz incluía tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y porte ilegal de armas de fuego.

“Es un dolor tan grande para mí como mamá. Lo único que les pido a todos ustedes es que esto no quede impune y que caiga todo el peso de la ley sobre Bienestar Familiar y estos desgraciados”, suplicó la mamá de una de las menores aparentemente violada por el ‘Monstruo de Soacha’.

Y este no es el único caso denunciado, ya que otros padres de familia han declarado sobre otros tipos de maltratos contra sus hijos.

“Mi hija fue violada. Y mis otros hijos fueron maltratados y amarrados. Los amarraban en las noches, los levantaban a las 3:00 de la mañana y los bañaban con agua fría. Eso nos tiene destrozados a los familiares”.

Los denunciantes aseguran que la esposa del hombre capturado se prestaba para cometer todo tipo de maltratos físicos contra los menores.

“La verdad ella también tiene que ver. Ella amarraba a los niños y se prestaba para hacerles daño”, afirmó una vecina a los medios locales.

Otra persona también aseveró que “cada vez eran más frecuentes” los maltratos con los pequeños, y especificó:

“Golpes en la cara, una oreja mordida, moretones en los brazos. Se pedía explicación y decían que un niño le pegó al otro”.

Lo más alarmante del caso es que los niños que estaban en el hogar sustituto continúan bajo custodia del Bienestar Familiar. Sin embargo, la entidad no se ha pronunciado sobre los hechos.

Mientras tanto, el acusado permanece en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Soacha, donde en las próximas horas se celebrara la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos. Y un juez definirá su futuro judicial.

Noticias Caracol

Es estremecedor que este tipo de vejaciones hayan sufrido unas menores que fueron apartadas de sus padres por violencia intrafamiliar, para luego terminar violadas y con sida. Es necesario que se haga justicia y que las autoridades tomen todas las medidas para preservar su seguridad.

Comparte esta noticia en tus redes y levantemos la voz para que caiga sobre los culpables todo el peso de ley.