Los niños no tienen noción real del peligro por lo que pueden exponer su vida fácilmente, en especial si se trata de niños pequeños que acaban de aprender a caminar ventanas sin protectores y escaleras son lugares que pueden volverse problemáticos.

Por eso es importante mantenerlos supervisados constantemente, los niños pequeños no deben estar solos como ocurrió con un bebé de dos años en Turquía.

El pequeño permaneció más de diez minutos en el borde de la ventana y fue rescatado gracias a la agilidad de los vecinos.

Todo ocurrió en el distrito de Kağıthane, Estambul, algunos vecinos se dieron cuenta de que el niño estaba trepando hacia el lado externo de la ventana de un segundo piso y encendieron las alarmas. Varios hombres se acercaron al edificio y comenzaron a gritar para advertirles a los familiares lo que estaba ocurriendo.

Pero sus esfuerzos no estaban funcionando así que decidieron buscar un plan b.

En otra ventana había algunas sábanas colgadas así que las tomaron por las puntas para estar preparados por si el niño caía. Efectivamente aunque el pequeño intentó ingresar nuevamente al apartamento no lo logró y sus pequeños brazos no podían resistir más.

El pequeño comenzó a caer junto a los gritos de terror de los espectadores.

Segundos antes de que se soltara alguien se asoma por la ventana adyacente y desesperadamente retrocede. El niño cae en manos de los vecinos que afortunadamente se habían preparado para la caída y enseguida vuelve a aparecer la persona en la ventana, además aparece una segunda persona en la habitación desde la cual el niño cayó.

El niño gracias a la respuesta de los hombres que salvaron su vida tampoco sufrió ninguna lesión.

Cuando el niño estaba a salvo fue que uno de sus familiares salió por una ventana ubicada en el primer piso y se cercioró del estado del niño. Gurkay Guney, uno de los vecinos que se encontraba en el lugar dijo, “el niño estaba aterrorizado, tratamos de calmarlo un poco y lo devolvimos a su familia”.

Después del incidente la prensa intentó hablar con los familiares pero no quisieron dar ningún tipo de declaraciones.

DailyMail / Youtube

Esperamos que este haya sido un hecho aislado y que el niño no esté sufriendo ningún tipo de abandono o maltrato, y que el incidente se trate de un descuido que aunque pudo costarle la vida no se vuelva a repetir. Elogiamos la respuesta de los vecinos que se esforzaron por advertir a los familiares y proteger al niño incluso minutos después de ser rescatado.

No olvides compartir este aterrador caso y que sirva de advertencia para todas las familias que tienen niños pequeños.