A veces, las travesuras de los niños son un poco difíciles de entender, ellos no tienen noción del peligro y por eso es tan importante el acompañamiento y la orientación del adulto. Los niños no son conscientes de las consecuencias de sus actos y subestiman los riesgos.

En China, se conoció el caso de un niño que pensó en realizar una travesura, la puso en práctica y terminó pasando un mal momento, sin tener en cuenta el peligroso acto que estaba realizado.

Sucedió el pasado viernes 23 de febrero a las 8pm, en la localidad de Chongqing, al sureste de China.

El niño orinó la botonera del ascensor.

Este niño de origen chino, de unos diez años, se quedó atrapado en un ascensor de un edificio después de haber rociado la botonera con su orina, causando un problema eléctrico en el panel.

La “travesura” del pequeño fue grabada por las cámaras de vigilancia, que lo muestran perfectamente cuando se para frente a la botonera, se abre la cremallera del pantalón y apunta directamente a los botones, rociándolos con su orina.

Como resultado, quedó atrapado en el ascensor. En el vídeo se aprecia cómo el sistema eléctrico comienza a fallar, las puertas comienzan a fallar, las luces se apagan y los botones de los números titilan sin cesar.

Este es el video

El niño que realizó la travesura, que no ha sido identificado, se tomó el ascensor solo y, como consecuencia de sus actos, terminó atrapado en el lugar, aunque fue liberado más tarde.

Si bien no resultó lastimado, pasó un mal momento cuando falló el mecanismo como resultado de su “genial” idea. El panel de botones terminó completamente mojado, generando la avería que hizo que dejara de funcionar.

El ascensor empezó a fallar y se movían las puertas.

Las rojas luces de los botones parpadeaban y no respondían. Fueron unos segundos donde todo el mecanismo falló, pero, por suerte se activó la alarma y no se abrieron las puertas.

Aparentemente, la orina causó un corto circuito eléctrico temporal que afectó el funcionamiento de todo el sistema, dejando el elevador dañado y sin moverse por algunos minutos.

No es la primera vez que circulan imágenes de este estilo, y por suerte no hubo que lamentar ningún herido, como sucedió en agosto, también en China, que tuvo una terrible consecuencia.

Además las luces fallaron y se quedó a oscuras.

Youtube

En esa oportunidad un niño de 6 años orinó también la botonera de un ascensor, pero cayó por el hueco del ascensor cuando la puerta no se cerró correctamente y se cayó. Como resultado, el pequeño niño estuvo 16 días en coma.

¿Qué piensas de esta riesgosa travesura? Déjanos tu opinión y comparte.